miércoles, 22 de marzo de 2017


Y A TODAS ESTAS...
¿Cuál es el papel de la Iglesia católica?





El que se sospecha, pero esa institución va de recule en todas las áreas donde campeaba; parafraseando a mi nona Julia, cuando la iglesia va de culo, no hay barranco que la ataje.



La iglesia llegó a América directamente bajo la autoridad de los reyes, para servir a sus designios; el Papa convirtió a los reyes en patrono de la iglesia de América, delegando en estos su control total, hasta el punto de que en América colonial el Papa de Roma tuvo escasa figuración y era sólo una referencia lejana.  La IC fue la mejor socia de la Corona, y ejerció con exactitud y éxito absoluto el control social en los territorios americanos.  Ni qué decir que el sustento económico de la iglesia estuvo a cargo de las arcas reales, lo que sigue siendo una realidad en la época en que vivimos.



Ante el hecho de la Independencia, sin considerar las excepciones la iglesia reaccionó a favor de La Corona, pero en la medida en que se hizo inevitable la ruptura del orden colonial, la iglesia americana se advino a la nueva realidad, pasando a apoyar a los independentistas.  La perfecta simbiosis Iglesia-Estado que funcionó durante la colonia comenzó a hacer agua en la era republicana, hasta el punto de plantearse serios enfrentamientos, siempre alrededor de la conservación de privilegios y fueros.  El primero y más importante desencuentro entre Iglesia y Estado fue la continuidad de la vigencia del patronato, porque la Iglesia se oponía a que este privilegio real pasase a las supremas autoridades de las naciones nacientes.  En esta inicial confrontación, por lo general se impuso el criterio del Estado, pero no el abandono de la pretensión de la Iglesia de que se suprimiera, lo que fue logrando en diferentes momentos de la historia de los países americanos.



En otros órdenes, el poder delegado a la iglesia por la monarquía española se mantuvo por más tiempo.  Así, el control de los hechos vitales de la población continuó en manos de la iglesia, ante la incapacidad de los estados emergentes de responsabilizarse de entrada de esas funciones, tarea que continuaba dando a la institución eclesiástica un enorme poder sobre la población.  Registro de nacimientos, matrimonios y defunciones, el control de los cementerios y los recuentos de la población, estuvo en manos de la Iglesia hasta que los asumió el Estado, lo que sucedió en Venezuela durante los gobiernos de Guzmán Blanco.  Reivindicar el Estado esas funciones fue considerado por la iglesia como una agresión, produciéndose nuevos enfrentamientos, sobre todo cuando el matrimonio eclesiástico perdió la legalidad y se instituyó el matrimonio civil y el consiguiente divorcio.



El poder económico de la IC también fue sensiblemente disminuido durante el siglo XIX.  En la época colonial la iglesia se comportó como un agente económico decisivo, pues fue uno de los propietarios territoriales más importantes (en algunos países, el mayor) con el agravante de que sus propiedades se acumulaban bajo el régimen de “manos muertas” y por tanto no susceptibles de ser trasmitidos por herencia ni cambiar de dueño, es decir, quedaban siempre fuera del mercado de tierras.  Otra función económica decisiva era la que cumplían organismos de la iglesia como agentes financiadores de las operaciones económicas, función por la cual tenía gravadas a su favor (sometidas “a censo”) un porcentaje muy alto de las propiedades agropecuarias.  Esta situación perduró buena parte del siglo XIX, hasta cuando, por diferentes coyunturas, se dieron procesos de desamortización, inducción a venta o confiscación de los bienes eclesiásticos.  Estas medidas fueron resistidas por la IC, hasta el punto de que en países como México la oposición de la IC a la amenaza sobre su riqueza territorial y financiera, provocó una guerra civil; no obstante, en los países donde se planteó, se cumplió irreversiblemente el proceso.



La historia positivista no expuso con claridad la naturaleza del enfrentamiento entre los poderes civil y eclesiástico, con el agravante de que buena parte de los historiadores de este hecho son eclesiásticos, que en la tarea de escribir historia siempre han llevado agua para su molino.  Un problema de modernización y fortalecimiento necesario del Estado liberal lo llevaron al plano de las creencias religiosas de los protagonistas (la conspiración masónica) o a su buena o mala fe; en algunos casos lo pueden extender hasta exponer a la iglesia como propicia pagadora de las dificultades económicas del Estado.  De esta manera el enfrentamiento por poder se diluyó en explicaciones banales que dejan a la institución eclesiástica como agredida y mártir, dejando este comodín de reserva para nuevas situaciones de enfrentamiento.  De todas maneras, el Estado se impuso en cada coyuntura de lucha por poder, y la iglesia no tardaba en adaptarse a las nuevas realidades, sacando máximo provecho de estas.



La evangelización de los americanos tenía un carácter estratégico para la monarquía española, una de las que se habían mantenido católicas durante la Reforma y la que estaba en mejores condiciones para reponer cuantitativamente los fieles que la IC perdió a raudales en Europa; ante este reto, se propusieron convertir a América en un bastión de la contrarreforma y en área de presencia hegemónica de la IC.  La evangelización fue encargada a misioneros que, a pesar de tener a los indígenas como objeto de su misión, se identificaban como clase con las dominantes, a favor de las cuales trabajaban en última instancia, permitiendo el clima social ideal para la explotación.  De la defensa de los indígenas por parte de misioneros se ha hecho más alharaca que lo que en realidad sucedió; colocan las excepciones como conducta general, lo que está muy lejos de ser así. 



Desde entonces la IC no ha abandonado su identificación con las clases dominantes, y la supeditación de su tarea evangelizadora a los intereses de esas.  La prédica sistemática de la resignación cristiana, sea cual fuere la forma que adopte en cada momento histórico, es una de las actitudes que más ha retrasado la formación de la conciencia del pueblo.  El plegamiento total de la IC al poder político del momento, sea cual fueren su origen y características, es otra de las conductas permanentes de la IC.  En América todos los dictadores y déspotas, aún los más sangrientos y criminales, han tenido la bendición de la IC, que sólo los abandona cuando sus gobiernos están en fase terminal, incorporándose tácticamente a los insurgentes, conducta que, manejada mediáticamente, ha logrado convencer a sectores de la sociedad que actúan con el mismo mimetismo.  El pueblo, mientras tanto, cumple el papel de justificar la existencia del aparato eclesiástico, que cada vez está más cerca de convertirse en cascarón vacío; pésimamente atendido espiritualmente y sufriendo una presión cuasi terrorista para ser convencido de las ventajas que para él tiene el indigno comportamiento de los ministros y la jerarquía eclesiástica.



La reacción popular al descuido e inconsistencia de la IC es el abandono en masa hacia formas de comunicación con Dios más expeditas y sinceras, menos falsarias, interesadas e históricamente destructivas, aún cuando a la larga, no menos dañinas (el caso de Brasil actual así lo demuestra).  Es exponencial el crecimiento de las iglesias evangélicas, “cristianas”, en América Latina, a costa, desde luego, de la anterior creencia hegemónica; en Venezuela ya hay estados donde más de la mitad de los habitantes pertenecen a iglesias evangélicas.  La fuga se da sobre todo en los sectores populares; en las llamadas clases medias el alejamiento de la IC se debe a la falta de renovación de la doctrina, arcaica y dogmática desde muchos puntos de vista, intransigente ante fenómenos contemporáneos, lo que se hace más patente a medida en que la instrucción y la capacidad para informarse aumenta, pero la pérdida de vigencia de la IC, la procesión que lleva por dentro, es otra historia.



La que planteo ahora la remato afirmando que todos los enfrentamientos Iglesia-Estado se han producido por poder, político y económico, y nunca por razones de fe, doctrinarias, ni de persecución evidente.  Las clases dominantes tradicionales siempre le han garantizado a la IC el funcionamiento de un estado confesional, donde gozan de ventajas sobre los demás credos; le dan el dominio sobre medios y participación en las obligaciones sociales del Estado, que le permiten mostrar al pueblo una cara de benefactores (alguna vez hablaremos sobre el costo económico de Caritas para el presupuesto venezolano); una presencia cortesana en las manifestaciones protocolares y actos de Estado; la administración sin rendir cuentas de ingentes recursos económicos del Estado (¿recuerdan que el primer enfrentamiento real con Chávez fue cuando le pidieron cuentas de los recursos destinados a AVEC y no pudieron darlas?)… y nada de eso es gratis, aun cuando nos lo hagan parecer así.



La recuperación del gobierno por las clases dominantes históricas es objetivo prioritario de la IC, y de ahí el patetismo de su participación en la vida política del país.  Salir sin ningún pudor a defender lo que perjudica a la base de su existencia misma, el pueblo, es una actitud servil frente a las clases dominantes, persiguiendo las prebendas que como institución le garantizan prolongar su agonía.  Repugnancia social provocan los destemplados ataques de jerarcas de la IC contra el gobierno venezolano, pero a pesar de esto, la respuesta ha sido comedida, que no lo será en enfrentamientos más radicales, que pueden sobrevenir.



Hasta aquí por hoy, y les remito a la concisa historia de la iglesia de P. Calceolarius, en IX (17/01/17) de este enlace: http://frontinoso2.blogspot.com/p/blog-page.html






domingo, 5 de marzo de 2017

No cejar en el propósito de alcanzar las metas que nos propuso, es la mejor manera de rendir homenaje a Chávez.  Hoy, a cuatro años de su partida física, es momento de renovar nuestra decisión de que siga siendo ejemplo, inspiración y guía de los revolucionarios, de quienes creemos que otro mundo es posible ya.  ¡Honor y gloria a nuestro Comandante amigo!





 PULSE AQUÍ PARA BAJAR
"BIENVENIDO A LA HISTORIA, COMANDANTE"

sábado, 4 de marzo de 2017

CANTV DE MIS AMORES, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO?




Ignoro la razón, pero los reclamos hechos a CANTV por el portal aporrea.org siempre tienen una respuesta a breve plazo, de ahí que ante el fracaso de hacerme oír por otros medios, sobre todo por donde me expreso de ordinario, el blog Historia para fundamentar… y subvertir (http://frontinoso2.blogspot.com), recurra a esta vía.

Y no es que vaya a aprovechar este escrito para

   Quejarme del incumplimiento de la oferta de canales que CANTV-Satelital me hizo cuando abandoné una empresa privada para suscribirme, ya que leí un inteligente artículo de Luigino Bracci y se me pasó.
   Averiguar sobre las razones de las frecuentes pérdidas de señal de mi celular, por eso de que es una queja general y sucede igual con las empresas privadas proveedoras.
   Pedir una explicación sobre la calidad de los equipos, con una obsolescencia programada apenas superior al año de garantía, porque quizá sea yo quien se saca la rifa con los modems y las fallas eléctricas contribuyan a que tenga que reemplazarlos con frecuencia.

Mucho menos aprovecharía para denunciar que una parroquia entera de Mérida esta castigada sin teléfonos fijos desde la noche de Año Nuevo, cuando unos pillos se robaron una prolongada sección del cable que la proveía y machetearon otros trozos que tienen listos para llevarse, desafuero que están pagando los usuarios de esa parroquia que ni explicaciones han recibido de CANTV (para que lo hagan puedo darles algunas ideas: que si no tenemos el cable de esa cantidad de pares –es muy caro y escaso– y su reposición tardará hasta tal año; que si estaba al alcance de la mano de los forajidos porque en la Cuarta en el contrato de la colocación de ese cable hubo jujú y los postes enclenques parece sostenerse con palillos.)

Y muchíííííísimo menos para expresar que desde hace tiempo me viene hediendo a colados en CANTV con las mismas intenciones –y los mismos procedimientos para lograrlas– de Gustavo Rosen, privatizador y presidente por añales de la compañía que privatizó, sin que a nadie le pareciese sospechoso eso.

No, no lo haré.  Sólo plantearé que Internet es para mí un servicio imprescindible, que me soluciona necesidades de trabajo, información, comunicación y entretenimiento, derechos humanos que a mis edades son imposibles de obtener por otra vía.  Y afirmar que para obtenerlo acudí a una empresa del Estado que se dedica a proveer Internet (la única en el sector donde vivo) sin que advierta que su servicio sea malo y desventajoso para los usuarios.  Paso a relatar mi caso y el tratamiento recibido por CANTV.

Tengo un servicio de Internet intermitente, con interrupciones que pueden variar de unos 30 segundos a días completos, con las molestias que eso supone y las reacciones que son de esperar.  Cuando la duración de la falla es de más de 6 horas, acudo al teléfono 0800 destinado para reportar quejas y hablo (es un decir) con esos seres robotizados que CANTV programó para repetir como grabadoras el protocolo para cada caso, pero por esta vía nunca he tenido solución en el plazo establecido, por lo que debo armar un lío mayúsculo por ese teléfono y por las redes sociales, procedimiento que termina sirviendo para que me repongan el servicio.  Siempre lo hacen en minutos desde la central, por lo que la tardanza está en la dificultad de llevar al técnico hasta allí… parece que tienen "contratado" sólo a uno para el estado, y tiene que atender El Vigía, Tovar, Mérida y no se que otros pueblos con servicio de ABA. 

Porque la reconexión la hacen desde la central, es por lo que creo que allí está el problema y sobran todas las preguntas sobre si el teléfono tiene tono y la calidad de la señal, el sistema que uso en mi compu y el comportamiento de las luces del modem; si tengo enchufado el modem directamente en el toma corriente y la relación de otros periféricos utilizados; he cambiado cables y microfiltros, he informado sobre la dirección IP y otros datos exigidos… ¡Y nada!  Desde el tuiter @ContactoCantv (único interlocutor del que he recibido un trato decente) me han hecho preguntas que parece van a conducir a investigar el daño, pero nada, todo sigue igual y nunca han enviado un técnico para evaluar el estado de mi conexión. 

En este momento tengo servicio intermitente, con lapsos cortos de interrupción, pero he estado intentando desde hace más de un mes, de día, noche o madrugada, bajar un archivo de 900 Mb y no me ha sido posible; cuando lleva un cuarto o un tercio, a mi ABA le da el ataque de sambito y se paraliza la bajada.

¿Qué hacer si ya he llegado al extremo de solicitar que traigan un científico de la NASA?  No estoy exigiendo trato preferencial, sólo que me brinden el servicio que tengo contratado desde poco después de que CANTV ofreciese Internet donde residía en Mérida y que pago sin atrasos mayores.  Es más, nunca he recibido una rebaja de la mensualidad a pesar de que, sumado, cada mes paso varios días sin servicio.  Tampoco me estoy refiriendo a la velocidad de tortuga, sino a la regularidad de la señal.  ¿Es mucho pedir?  ¿Debo ocupar mi tiempo para quejarme y escribir rogatorios como este?  No está de más decir que hasta condiciones de salud específicas se han visto alteradas por el esfuerzo que debo hacer para hacer valer un derecho y la frustración de ver interrumpidos mis derechos.




martes, 28 de febrero de 2017


Y Beethoven reestrenó parque,
suerte distinta a la de Jáuregui y Quintero.









Ayer lunes 27 fue reinagurado el parque Beethoven, con los mismos atributos, en algunos aspectos mejorados, de cuando se creó en 1970.  Muy bueno para el turismo, porque es placentero ir a esperar las melodías del carrillón en un sitio agradable que goza de una vista privilegiada de la Sierra.  Pero, por la prevaleciente conducta gubernamental y ciudadana hacia parques y monumentos, estemos preparados para que pronto constatemos los efectos del abandono y la desidia.  Y no exagero ni calumnio, porque tengo un registro completo de la vida de los parques y monumentos de Mérida, sobre todo de la época del ensayo socialista de gobierno.  Por otra parte, hay que reconocerlo, en las gestiones de Porras y Ramírez se remozaron todos los parques importantes de la ciudad, se le dio nuevo destino a parte de los monumentos relegados y se erigieron nuevos.

La reinauguración de la plaza Beethoven, ícono turístico de la ciudad, fue noticia tibia, como lo son las que se refieren a obras cumplidas por un gobierno con grandes deficiencias de comunicación.  Las informaciones pueden mantenerse más tiempo, llegar más lejos, influir más, si existiese una estrategia de comunicación decente, si se incluyesen en el marco político, cultural e histórico que les corresponde; lamentablemente no es así, y las noticias se apagan antes de tiempo.  Pero lo que voy a expresar en este escrito no es el reclamo que sistemáticamente vengo haciendo sobre la iniciativa comunicacional inexistente, sino la denuncia de dos hechos que no fueron noticia, ni tibia, y la promoción de un libro al que le he puesto mucho empeño.

En febrero o marzo de 2016, y en enero o febrero de este año, dos bustos del patrimonio de Mérida fueron robados, sin que los hechos se convirtiese en noticia y, mucho menos, se hiciese el amago de que se iniciaba una investigación policial.  En 2016, fue sustraido el busto de Monseño Jáuregui, que estaba ubicado en el sector San Benito, y este año, el del cardenal Quintero del bulevar de los obispos.  ¿Quién lo sabía?  Estos dos bustos hacen que sean 23 los monumentos que han sido robados en la historia de las estatuas de Mérida, sin que pase absolutamente nada en el ámbito de los poderes ni en la conciencia social de la ciudad.

Los intereses ideológicos detrás de la erección de monumentos, su condena al abandono y las distintas formas de depredación de que son objeto, son aspectos de Erigidores Vs. iconoclastas.  Dilema de la estatuaria merideña, libro que acabo de finalizar.  En siete capítulos hice un planteamiento teórico desde la izquierda de diferentes aspectos de la erección de monumentos, tenendo siempre como fondo histórico el caso merideño; además, incluí 169 fichas de los monumentos que se han erigido en Mérida desde 1842 hasta 2016, la única relación completa que se ha elaborado, con fotos del 95% de ellos (más de 500 fotografías) su ubicación geoespacial, fecha de erección, material escultórico, artistas que intervinieron y circustancias especiales que ocurrieron.  Una visión del libro la podemos tener en el índice incluido al final de este escrito.

Hasta ahora es un libro inmóvil, esperando poder destinar recursos para una edición en CD que colocaré en venta.  Es un libro impecable metodológica e históricamente, y editado con esmero, lo que lo hace magnífico para los interesados en la historia de Mérida, escuelas, colegios, turistas y visitantes.  Espero que tenga una buena acogida y que las críticas no tarden en hacerse.

Monseñor J.M. Jáuregui, Sector San Benito, robado en 2016

Cardenal J.H. Quintero, Bulevar de los Obispos, robado en 2017




_______________________________________



_______________________________________

Y en LA COLMENA:

http://pedrogrima.blogspot.com/2017/03/y-beethoven-reestreno-parque-

_______________________________________

jueves, 23 de febrero de 2017



EL TERRORISMO
DEL COMPLEJO INDUSTRIAL-MILITAR 


Hay indicios que nos conducen a hipótesis válidas, sobre todo cuando hay ausencia de explicaciones convincentes a situaciones que afectan gravemente el destino de la humanidad.  Durante la segunda mitad del siglo XX y lo que va del presente, la humanidad ha vivido en vilo, esperando una hecatombe que no termina de producirse de manera global, quizá porque no está previsto que sea así.  Dos grandes monstruos atómicos se vienen mostrando los dientes desde que apareció en escena las armas nucleares y la posibilidad de que su uso nos devuelva a la edad de piedra.  Por suerte, sólo han ocurrido accidentes sin trascendencia y sobresaltos ocasionales, y el uso destructivo de esas armas se ha convertido en más probable por parte de países con proyectos mesiánicos que se propusieron tener acceso a ellas.

El enfrentamiento militar en los últimos tiempos se viene dando en las áreas de influencia de los grandes contenedores, en una bipolaridad rescatada después del "fin de la historia", cuando o aparecía o se inventaba un nuevo enemigo, para que el complejo industrial-militar no perdiese sentido.  Causas permanentemente renovadas enfrentan a pueblos que bien podrían resolver sus diferencias por medios pacíficos.  Se esgrime guerra de culturas, guerra de civilizaciones, con teorías de laboratorio inyectadas en las sociedades mediante pérfidas acciones sistemáticas, también provocadas por la inteligencia occidental.  Todo, en función de la pervivencia y fortalecimiento del sistema capitalista que devora el planeta.

No obstante, el sistema cojea y la lógica del capital golpea a Estados que mopolizaron la riqueza y el bienestar, incapaces ahora de mantener niveles de vida pretéritos, lo que está ocasionando severas perturbaciones de la situación interna.  En ellos, el complejo industrial-militar encabeza los monopolios que sustentan el poder económico y político, convirtiéndose en razón de Estado, y no hay mejor manera de mantener activo ese sector que asegurando un mercado dinámico para su producción.

Desde luego que lo planteado es sólo un aspecto del problema del actual ejercicio del imperialismo, pero con bastante peso específico en su explicación.  El mercado ampliado de armas anima la investigación que garantiza la supremacía militar en el enfrentamiento global, y activa la alicaída economía interna golpeada por la nueva división internacional del trabajo.  Y para asegurar un mercado de armas dinámico, no hay como mantener a la humanidad en una situación de zozobra, en un estado general de angustia, exacerbado mediáticamente, y en plantear divisiones culturales insalvables.



Dos grandes potencias se encargan de casi dos tercios de las exportaciones de armas; numerosos medianos y pequeños, del tercio restante.  Hasta la caída de la Unión Soviética, el mercado se repartía según la lógica de áreas de influencia ideológica, muy acotadas, pero en los últimos tiempos esa lógica se trastocó, imponiéndose coyunturas no muy claras, la calidad del producto, ventajas de precios y la no consideración de razones humanitarias y morales… de ahí las situaciones paradójicas que aparecen en el funcionamiento general del mercado y en transacciones concretas.

En este 2017, EE.UU. mantiene los mercados de aliados históricos, con la combinación de ventas y donaciones, que igualmente benefician la economía y la situación política y estratégica de dominación.  La novedad estriba en que hasta los mercados más exclusivos (Arabia Saudí, p.ej.) han sido penetrados por la oferta rusa.  El acelerado avance de Rusia en el mercado de armas, se debe al inusitado incremento de la calidad y a su decisión de convertir en exportables los últimos avances tecnológicos, reservándose solo áreas extremadamente estratégicas, en los que asienta alguna ventaja militar real.

China fabrica y vende cantidades considerables de armas, pero constituye uno de los mayores demandantes en el mercado, demanda que favorece sobre todo a la oferta rusa.  Resalta el hecho de que importa, copia y perfecciona la misma tecnología que obtiene India, país que se arma teniendo presente también una posible confrontación con China.

Situaciones más contradictorias marcan el actual mercado de armas (Viet Nam comprando tecnología militar a Israel, p. ej.) como veremos en la próxima entrega de este escrito, dedicado a los flujos reales de armas en el convulso mundo del siglo XXI.






martes, 21 de febrero de 2017










FERIAS SANGRIENTAS
ABERRACIÓN INFRAHUMANA






Durante el esplendor del imperio romano los espectáculos sangrientos llegaron a su clímax. Humanos y animales eran sacrificados por igual, para entretenimiento de un pueblo condicionado a identificar gozo con satisfacción de instintos elementales.  Muy lejos estamos de esa etapa de la humanidad, al igual que de la justificación de la tortura vigente durante la hegemonía de la Iglesia católica, expresada en la Inquisición, que si así consideraba a los humanos, qué decir de los animales.  Y fue la sociedad más católica del momento, que se propuso convertir a América en el repertorio incontaminado del catolicismo que hacía agua en Europa, la que propaga las corridas de toros.  Eso es historia, es un pasado que aún justificado pone en entredicho los preceptos que animaron el nacimiento de la institución.  Pero ese pasado reeditado se convierte en una distorsión mayúscula, en una aberración tan enorme como la neo justificación de la tortura a humanos por parte de los monstruos que gobiernan el imperio norteamericano.

Para ser partidario y complacerse con espectáculos que suponen la tortura de animales, es necesario un nivel de insensibilidad que es propiciado por la ideología burguesa, ya que prepara para aceptar dosis de crueldad provocadas por el funcionamiento del sistema.  En nuestro caso cercano, ¿alguien ha visto a los generadores de ideología más importantes, iglesia y universidad, pronunciarse contra esta manifestación de tortura animal?  Todo lo contrario, la jerarquía de ambas instituciones la animan y propagan.  En otros escritos he establecido la incompatibilidad total de esa aberración histórica con el humanismo, corazón mismo del pensamiento socialista, y de la prevalencia de la ideología merideña en los personeros de los poderes regionales durante el ensayo socialista que vivimos.  Y de esa realidad deriva la incapacidad para iniciar la liberación del pueblo de una de las herencias ideológicas más nefastas.

El acto antitaurino de hoy no iba más allá de apoyar una solicitud de la defensoría del pueblo para que un juez prohibiera la entrada de menores de edad a ese espectáculo sangriento.  Nada de exigir la total abolición, medida que fue posible en la coyuntura de la reforma constitucional del estado, pero que el lamentable nivel político ideológico de los legisladores no les permitió plantear.  El balance político hubiese sido positivo, porque la reacción contraria se hubiese limitado a quienes se oponen a ultranza al modelo político que se ensaya.  Además, en otros países se dio la prohibición, y no pasó nada distinto al crecimiento de los valores humanos y los derechos de los animales.


Lamentablemente, en este momento el mensaje de la erradicación de todas las prácticas de tortura animal está en manos de una vanguardia que debe aún vencer la todopoderosa ideología, y quizá nos volvamos a ver el próximo año sin que aparentemente se haya avanzado en este propósito, pero nadie cejará, estaremos presentes.






































































miércoles, 8 de febrero de 2017










Y DALE QUE DALE SOBRE EL TRUMP_UDO



Ya vino Trump, y nada importante modificaría de la primera nota sobre esta amenaza planetaria: En esta cruzada es INDISPENSABLE hablar del TRUMP que viene (http://frontinoso2.blogspot.com/2017/01/en-esta-cruzada-es-indispensable-hablar.html).  Las grandes expectativas no se están cumpliendo y parece una continuación de la administración de Obama, pero más bulliciosa, que tiene que mantenernos alerta por esas de que puede irnos muy mal. 


Contra el mundo, lo más significativo es que el Pentágono continuó su acción como si no hubiese habido cambio en la presidencia: sigue el acoso fronterizo a Rusia, acercando cada vez más armas letales a su frontera, con el beneplácito de quienes pondrían los muertos y sufrirían los mayores destrozos en caso de de una guerra.  El enfrentamiento con China pareció recrudecer, pero la firmeza de la respuesta  parece haberles devuelto a la realidad y el enfrentamiento será económico, con mucho que perder por parte de los norteamericanos.  La “política” con Arabia y sus aliados será la misma, porque en medio de todo están los intereses de Israel, lo que determina también la posición ante las guerras de Siria, Yemen y las agresiones de Turquía contra los kurdos de tres naciones.

También contra el mundo, mundo en el cual estamos incluidos los venezolanos, va dirigida la reanudación de la construcción de oleoductos ecológicamente y étnicamente incorrectos; la autosuficiencia petrolera será un arma de extorsión que se aplicará sin límite.  México está aturdido con sus ladridos, pero las amenazas mayores se atemperaron y pronto los arreglos serán la tónica en relaciones inevitables.  Paradójicamente,  el peor en una tradición de pésimos presidentes, con mínimos históricos de apoyo popular, tiende a fortalecerse ante las respuestas necesarias que tiene que dar a las agresiones verbales de Trump y sus repercusiones en la economía mexicana.

Internamente las críticas al complejo industrial militar energético se quedaron en retórica, y antes de que se enfriaran las críticas ya Trump estaba comprometido hasta las orejas en el rearme en función de los mismos proyectos caros y criticables tecnológicamente, y con la decisión de recuperar el tiempo perdido que llevó al ejército norteamericano a su peor situación histórica relativa. Todo pasó por el reconocimiento de la situación decadente del ejército, lo que frenó la intención de retar a los grandes, para sólo continuar masacrando a los débiles.  Más alcance tendrá la presión sobre la industria que estaban completando la extracción de las fábricas bandera a México y Asia, empresas ya dispuestas a volver a fabricar en los Estados Unidos si el mercado interno queda protegido de la competencia extranjera, proceso que ya comenzó con el desmontaje  o revisión de tratados comerciales que abrían el mercado norteamericano y con los ajustes que tendrá el comercio con China.  Estas medidas, sin similares en las economías europeas y las emergentes, tendrán un resultado relativo, imponiéndose a la larga la libertad de comercio característica de esta etapa del capitalismo.

Pero saliéndonos de las áreas económicas y militares, lo que más ha marcado el inicio del gobierno de Trump es la reacción de los llamados liberales americanos contra las expresiones radicales que ha acompañado las medidas trumpistas contra la inmigración y derechos ciudadanos ya establecidos.  Contra esas medidas han reaccionado ciudades, instancias judiciales, universidades y ciudadanos y funcionarios prominentes, planteando una oposición seria a los desafueros trumpistas, con repercusiones aún imposibles de determinar.  Pero no se trata de nada reñido con la ideología; estos liberales molestos son los mismos que, para no ir muy lejos, han cabroneado las guerras e injerencias desde la invasión a Irak hasta la intervención en Siria, y apoyarán las futuras agresiones contra la insurgencia de los pueblos explotados.


Todo esto, para decir que no es Trump, sino el genérico Tío Sam quien ejerce el poder en la Casa Blanca, eje del centro del capitalismo actual, con las pretensiones de hegemonía que no puede realizar y lo conduce a agredir al resto de humanidad.  Los desarreglos ocasionados por el imperialismo no tienen solución desde el centro capitalista, sino desde la garantía de un mundo multipolar y en las luchas en el seno de los pueblos oprimidos.




domingo, 5 de febrero de 2017

Fotos de marcha en la parroquia Domingo Peña

para conmemorar los "47 meses del salto a la inmortalidad del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana".  Una de las parroquias más populares del municipio Libertador, y por ello la presencia de pueblo en la marcha.  Chavistas de verdad, Patria o Muerte, que acudieron a rendirle homenaje al Comandante.
















FOTOS DE OTRA MOVILIZACIÓN CHAVISTA EN MÉRIDA: http://frontinoso2.blogspot.com/2016/11/dificil-no-ponerle-piquete-la.html