jueves, 24 de marzo de 2016



La educación siempre ha exudado ideología


Revisando por ahí, encontré... y se me ocurrió compartir cuatro lecturas de libros iniciales de la educación venezolana de la primera mitad del siglo XX, como muestra del carácter ideológico de la educación de todos los tiempos.  La selección fue intencionada, pues en la totalidad de contenidos quizá priven valores distintos a estos que considero excelsos.

Este tipo de libro escolar, únicos por grado, sostuvo la educación en pueblos y zonas rurales, donde muy pocos "pasaban de tercero".  Y porque eran tiempos de lento rompimiento del analfabetismo establecido, de primeras generaciones escolarizadas*, la influencia de los libros escolares iba más allá del aula; se convertían en libros familiares, interpretados por quienes tenían la dicha de asistir a la escuela y que, frecuentemente, alfabetizaban a otros miembros de la familia o terminaban siendo aprendidos de memoria por los mayores.  Así, los cuentos, poesías, fábulas, adivinanzas... se ensamblaban perfectamente en la tradición oral existente, renovándola, lo que convertía en muy importante la selección de "lecturas" que había hecho el autor del libro.

Los libros de los ejemplos son el Primario y el Segundo "de lectura, escritura y dibujo simultáneos", de Alejandro Fuenmayor, intelectual zuliano que fue fundador del Instituto Padagógico Nacional –1936, y ministro de educación en el gobierno de Medina Angarita –1941.  El Primario fue adoptado para uso de las escuelas oficiales en 1916, que hasta entonces habían utilizado el "Nuevo Método (fonético-analítico-sintético) para la enseñanza simultánea de la lectura i escritura compuesto para las escuelas de la República de Chile", del chileno Claudio Matte, quien declara influencia prusiana en su obra.  Es más, Fuenmayor lo que hizo fue nacionalizar, ampliar y perfeccionar el método de Matte, pero esa es otra historia.  Los libros de Fuenmayor estuvieron vigentes en algunos ambientes semirrurales hasta comienzos de los 50... y en el Primario me tocó aprender, por suerte, porque luego vinieron series de libros con el veneno del franquismo y la ortodoxia católica, muchos usados aún.

La violencia...

en última instancia.

Los rumores

pueden matar.

Siempre te lo repitieron...

¿Alguna duda?
___________________________________

* La canaimita estaba constituida por un bulto de dril, con el libro Primario, un cuaderno Táchira de a locha y un lápiz Mongol 480 2, ni más ni menos que de cedro californiano; todo, acompañando a una cuca o una quesadilla envuelta en papel de estraza para los bultos del pueblo, o un pedazo de alfondoque o panela y queso, envueltos en gancho de plátano, para los bultos del campo... el trueque de los avíos era inmediato.
___________________________________

 

martes, 22 de marzo de 2016



El PRÓXIMO atentado terrorista será

en el PASADO




 
El próximo atentado del frankenstein capitalista, será en el pasado.  Hay un guion.  Ya todos los gobiernos y medios están listos para la reacción mediática contra los aborrecibles actos de la criatura que empolló amorosamente el sistema capitalista, y el conjunto de reacciones se convierte en un espectáculo de fuegos fatuos, sensiblero, dirigido a crear lástima y solidaridad, a salpicar con la sangre de sus ciudadanos lo que puedan alcanzar de la rebeldía mundial, evitando las explicaciones básicas.


La política alquimista puesta en práctica desde la demolición de las torres gemelas hasta ahora, desde la destilación de Al-Qaeda y Bin Laden, hasta la del DAESH y Abu Bakr al-Baghdadi, rezuma fantasía, engaño, torpeza, contradicciones… Esto, y la reedición de la guerra fría, han servido para mantener a la humanidad en vilo, rozando el caos, temiendo la hecatombe, aterrorizada.  Y esa situación impide la reacción sana, el pensamiento sosegado, y, así, siempre será mejor prevenir la consumación del mundo, que cuidar el bienestar, que se escurre en la realidad y se interpreta en la virtualidad del terror construido con los ladrillos de los atentados sin fin.

El único favorecido es el sistema.  Cualquier amenaza de países “díscolos”, se resuelve desarticulándolos, devolviéndolos a su más degradada historia, y con eso se crea más caos para aterrorizar, y más ganancias para el capital.  Con el terror creado y la disposición pura y simple de los recursos, el sistema alarga su agonía.

El efecto bumerang no afecta la esencia, todo lo contrario; es manejado mediáticamente para inyectarlo en los sentimientos de la humanidad y convertirlo en su opio, porque en esta etapa del capitalismo el terrorismo es el opio de los pueblos.  La Torre Eiffel, la Puerta de Brademburgo, la Fuente Trevi y el Burj Kalifa están iluminados con el negro, amarillo y rojo de la bandera belga, pero quedarán incólumes para recibir los colores de la del país objeto del próximo atentado, previsible y necesario.  Desde las redes sociales los internautas desafiarán el terrorismo con imágenes del Manneken Pis, el carajito meón de Bruselas… será la modesta contribución a la aflicción que conmueve al mundo, porque la de los jerarcas de los gobiernos acapararán los medios y lo enteros, y se reconciliarán con la humanidad engatusada.

Paz a los inocentes fallecidos en Bruselas, y paz a los valientes que siguen muriendo en Siria y Palestina, en este momento países emblemáticos del terrorismo capitalista.









sábado, 12 de marzo de 2016


AL GOBIERNO REGIONAL LE ESTÁN PREPARANDO EL VELORIO...

y no temo a los agoreros de la MUD, sino a la tropa que lo defiende



Con bombos y platillos se lanzó Chuy Copei como candidato a la gobernación de Mérida.  Sucedió el jueves en la noche, en el hotel Caribay, con asistencia de tout-Mérida y alrededores, con sonido y eco.  Pegó primero, pegó dos veces, en pleno rostro de la MUD como tal, sobre todo de PJ, con la atenuante de la declaración explícita de que se mediría en primarias, “de haberlas”.  Es una candidatura hecha sobre los rescoldos políticos de los dos períodos como gobernador y uno como alcalde; asistieron funcionarios y cercanos de esos gobiernos, constructores, comerciantes, ganaderos, periodistas muy sonrientes y animados, nadie sabe aún por qué, y unos cuantos pelabolas arroceros.
Sumada esta hazaña a las declaraciones permanentes de VP –que viene planteando el revocatorio desde mucho antes del 6-D, a la campaña furtiva del alcalde y al ambiente derrocador de la AN, no dudamos de la intentona legal para apoderarse de la gobernación… vienen a por Alexis, como dicen los españoles.  Pero, para terror de muchos, no se dan cuenta –vaina a todas luces inverosímil– se están los policías de Valera, o se creen invencibles.  Pero cuando uno observa los oficiales de la tropa que comandarán la recluta, recuerda los de las peoneras del XIX y su doctrina militar, y cae en cuenta de que las tres conductas frente al peligro son aplicables. ¡Vaina!
Como punto de partida para evaluar la situación real, hay que desarmar las famosas salas situacionales alimentadas con 1 x 10 y otros trucos viciosos, y encargar una encuesta con todas las de ley.  Estoy seguro de que el resultado será un carajazo terrible, que, quizá, haga reaccionar, y la reacción no puede ser otra que la de degradar a los oficiales de pacotilla, perdedores de mil batallas, y encargar la dirección de la guerra a estrategas que demuestren saber de defensa comunal cerrada y se encomienden a san Sun Tzu.  ¡Pa´luego es tarde!
 


CODA
O se ataca con decisión los desórdenes actuales, se detiene y juzga a los cabecillas y participantes, o pronto tendremos otra oleada de guarimbas.
Palabra más, palabra menos, lo escribí en este mismo blog, cuando los desórdenes que antecedieron las guarimbas que debimos soportar durante más de tres meses.  


viernes, 11 de marzo de 2016


FRENTE PATRIÓTICO UNIVERSITARIO

DE FRENTE... ¡MARCH! 

 

 


Se dió una nueva reunión para el relanzamiento del chavismo en las universidades merideñas, y se avanzó algo; quizá no en la dirección que se quería, pero se avanzó.

El propósito de la reunión era suscribir una proclama, base teórica mínima para anunciar el relanzamiento, captar a colegas aún no enterados y lanzarnos a la acciónSe conformarían grupos que tuviesen intereses y capacidades afines, para formular proyectos que se ensamblarían en la realidad popular; es decir, para comenzar a actuar.

No fue posible avanzar en esta dirección, porque nos enzarzamos en una importante discusión sobre el contenido del documento, su necesidad o no, lo que tendría que contener y no estaba, lo que sobraba, la manera de decirlo y sus implicaciones semánticas, teóricas y filosóficas... Nada de bizantinismo, lana caprina o sexo de los ángeles; sólo enjundia, sumo conocimiento.  ¡Provechosa la discusión!  Aportes brillantes y demostraciones de la autoridad vivencial que teníamos para darle peso a las opiniones que emitíamos, y todo lo cual constituye un avance que no podemos negar.  El próximo viernes nos volveremos a reunir, para ver en qué dirección avanzaremos en nuestro propósito de incorporarnos a la guerra que estremece a la patria.

Transcribo a continuación la proclama que debíamos suscribir, pero que sirvió para generar tan enriquecedora polémica:
 




Frente Patriótico Universitario

ULA, UPTMKR, UNEFA, UBV, CUHELAV, UNA, UNESR, UNESUR, CIDA, FUNDACITE, CENDITEL



            Hoy, 4 de marzo de 2016, reunidos en la Universidad Politécnica Territorial de Mérida “Kleber Ramírez”, luego de las acciones preliminares llevadas a cabo en Fundacite-Mérida el 26 de febrero pasado, un grupo de trabajadores, obreros, estudiantes y profesores de las universidades e institutos ligados al sector de ciencia y tecnología que hacemos vida en el estado Mérida, anunciamos la creación y puesta en marcha del Frente Patriótico Universitario (FPU), con el fin de refundar el movimiento bolivariano, revolucionario y chavista en nuestras casas de estudios, y de esta manera hacer frente a la arremetida de la derecha que ha podrido el estamento universitario, ha socavado la viabilidad y credibilidad de nuestras instituciones, al transformarlas en meros apéndices de los partidos políticos ligados a los terratenientes y burguesía depredadora, que pretenden hacerse nuevamente con el poder, mediante la manipulación, el engaño, la tergiversación de los hechos históricos, y, ciertamente, cabalgando sobre nuestros propios errores.

            El Frente Patriótico Universitario es el resultado de una conjunción de ideas, percepciones y modos de obrar que nace como genuino movimiento bolivariano, con criterio y acción propios en el devenir del proceso de la revolución bolivariana, con vocación de poder, que comparte y promueve la tesis de asumir los retos y desafíos históricos pendientes y que no han sido resueltos aún, que entiende y comprende la máxima “el pueblo al poder”, con toda la carga de responsabilidad que ello contiene.

            El Frente Patriótico Universitario se traza como uno de sus fines, con humildad, paciencia, aplicando la democracia plena, pero con un claro sentido de la realidad, el ir conquistando, acompañando, paso a paso, los diferentes sectores universitarios, en sus reivindicaciones materiales, espirituales e intelectuales, que han sido destruidas, aminoradas, desaceleradas y desatendidas por las desastrosas administraciones de la derecha universitaria, especialmente en las universidades autónomas.

            El Frente Patriótico Universitario declara, además, que ejercerá de forma radical la máxima del Comandante Chávez: “Irreverencia en la discusión, lealtad en la acción”, considerando que ha sido una práctica políticamente equivocada, históricamente negada e intelectualmente incoherente, la aceptación  de métodos, políticas y procedimientos aplicadas o a ser aplicadas al sector universitario y de ciencia y tecnología, sin que haya mediado previamente la consulta y discusión necesarias gobierno-pueblo, suscitando mutua desconfianza, desinterés, escepticismo y falta de compromiso revolucionario.

            Finalmente, el Frente Patriótico Universitario llama a cerrar filas alrededor del Presidente Nicolás Maduro, hijo político del Comandante Hugo Chávez, amenazado por factores violentos financiados por el imperialismo norteamericano, atenazado por un histórico derrumbe de los precios del petróleo que limita enormemente la inversión social, enfrentándose al desgaste propio del manejo del gobierno bolivariano durante casi dos décadas de innegables logros sociales y económicos, pero que las realidades históricas del momento, indican la necesidad de un profundo cambio en los modos de producción y en las bases económicas de la nación.









_______________________

Enlace de la reseña de la segunda reunión:

http://frontinoso2.blogspot.com/2016/03/refundacion-del-chavismo-en-las.html
 

miércoles, 9 de marzo de 2016








EL FEISBUC COMO TRINCHERA

Con
ACOTACIÓN PUNZANTE
para dirigentes, funcionarios e instituciones

 
Este escrito está dirigido a quienes consideren que las redes sociales son otro campo de batalla donde se dirime la lucha de ideas y la formación de opinión, y participen en ellas usándolas como trinchera de lucha revolucionaria; es decir, está dirigido a usuarios militantes.  Poco que ver con quienes buscan en ellas solaz, desahogo espiritual o sentimental, o para llevar bitácora de sus vidas; vayan mis respetos para ellos, si a sus objetivos particulares les agregan un cariz político revolucionario.
Además de la ubicación en el tiempo histórico, el uso político de las redes sociales obliga a un conocimiento exacto de sus características técnicas, posibilidades y riesgos, porque no hay que olvidar que su uso nos sumerge en un mundo privilegiado por los laboratorios de desinformación y contrarrevolución, y por desquiciados de todo tipo y ralea.
Lo que sigue no pretende ser un código de comportamiento revolucionario en la red, que es necesario pero cuya construcción debe ser tarea de todos, sino una lista de conductas recomendables, que permitirán más eficacia a la militancia virtual.  No obstante, este puede ser un punto de partida, para lo cual invito a proponer, reestructurar, quitar, agregar… en fin, a iniciar una discusión sobre el tema.








1  Qué hay que evitar
1.1  Aceptar y mantener como “amigos” a disociados e infiltrados.  Los primeros son de fácil reconocimiento, los segundos no; a estos hay que aprender a detectarlos atendiendo a sus contradicciones y la filtración sibilina de opiniones contrarrevolucionarias.  Es una incomodidad para todos la presencia de críticos absurdos, propinadores de insultos e infamias, que reflejan un estado mental alienado o que están utilizando conscientemente las redes como arma contrarrevolucionaria.
1.2  Reproducir información “vencida”.  En oportunidades damos por recién acontecidas informaciones que tienen mucho tiempo rodando en la red, lo que crea confusión y puede desorientar.  Con hacerlo estamos denotando falta de información o de seguimiento sistemático del acontecer político, debilidades que es mejor no poner en evidencia, además de estar contribuyendo a diluir o tergiversar el efecto de información reciente que se refiera a igual o parecida naturaleza.
1.3  Reproducir rumores o noticias falsas.  Por lo mismo que estamos sumergidos en el mundo preferido por los laboratorios de desinformación, debemos constatar la veracidad de las noticias que reproducimos.  Caer en la ligereza de reproducir  rumores o falsedades, puede convertirnos en cómplices de quienes los colocan en la red, con la intención de confundir o desinformar; pero es más, la mayoría de las veces contribuimos a dañar reputaciones de instituciones o camaradas, o a relativizar acciones de gobierno.
1.4  Descalificaciones que pongan en entredicho el humanismo que nos guía.  Desde luego que existen diferentes estilos y propósitos de contundencia, pero el límite debe estar establecido en lo que comienza a ser propio del estado mental y cultural del enemigo, que no tiene fronteras políticas ni morales.  Caer en el mismo charco es confundirnos con quienes son definitivamente detestables.
1.5  Errores ortográficos y gramaticales, y contenidos de baja calidad gráfica.  No se trata de una exquisitez intelectual, sino de respeto por quienes deben leer los mensajes, que serán mejor acogidos mientras más correctamente expresados estén; esta corrección también crea diferencias con los del lado contrario. Dejo a salvo el uso arbitrario del lenguaje como expresa intención de rebeldía contra normas establecidas, discusión que sale de los objetivos de este escrito.
1.6  Dispersión con multitud de intereses colaterales.  Es mejor tener dos o más cuentas, que un cajón de sastre, donde reine la disparidad y el desorden, y es porque la seriedad de nuestras cuentas se evalúa en conjunto, y no sólo por los mensajes políticos que contenga.
1.7  Programar nuestros portales para limitar funciones recomendables. Nuestras cuentas deben estar lo más abiertas posible, de manera que no se conviertan en tubo para bajar opinión, sino en espacio de intercambio y complementación.



      



2. Qué hay que proponerse


2.1  Crear, más que reproducir.  La creatividad y el aporte es lo que debe guiar nuestra participación en las redes sociales; seremos más eficaces en la medida en que agreguemos más opinión a las discusiones virtuales.
2.2  Valorar y compartir el esfuerzo creativo de los demás.  La mejor expresión de esto es el uso racional de “me gusta”, “comentar” y “compartir”, que depende generalmente de criterios individuales, pero se debe tener en cuenta opiniones que necesariamente deben ser “compartidas”, por la importancia o pertinencia de su aporte.
2.3  Usar el medio sistemáticamente.  Espaciar exageradamente las visitas puede conducir a caer en lo que hay que evitar; de suceder, antes de reanudar nuestra participación debemos ponernos al día, quizá acudiendo a actualizarnos en una de las cuentas de referencia.
2.4  Cuidar redacción, la ortografía y en general la calidad de los escritos y gráficas, expuesto en 1.5.
2.5  Atender a la información coyuntural y participar activamente en las campañas.  Hay momentos cuando todos los esfuerzos deben aunarse en función de una coyuntura política; en este caso, debemos participar activamente en mantenerla y reforzarla.
2.6  Atacar las matrices de opinión enemigas.  Como lo planteado en el apartado anterior, debemos atacar sin piedad las matrices de opinión contrarias, así como arremeter contra rumores y desinformación.  Imponerse en estas campañas es lo que determina las tendencias de las redes sociales y el impacto en la opinión general.
2.7  No compartir mensajes contrarios.  Aún cuando sea con el propósito de rebatirlos, es inconveniente publicar los mensajes del enemigo, pues le estamos haciendo un favor; repetirlo es extender su efecto entre quienes apenas ven sin mirar, o siempre leen entre líneas.  Hay maneras de criticar y desarmar sus opiniones, sin reproducir donde las enuncian.
2.8  Propagar los acontecimientos de nuestro entorno.  Convertir en información lo que acontece en nuestro entorno es uno de los usos más gratificantes de la red; es la realización como comunicadores, lo que en última instancia justifica la militancia en la red.  Entre los acontecimientos debemos privilegiar las denuncias de irregularidades de todo tipo, y los errores y deficiencias de dirigentes e instituciones opositoras.
2.9  Crear páginas para sistematizar la participación en la red.  Toda cuenta de Feisbuc debe estar acompañada de una página en el mismo entorno, donde se recopile cada una de nuestras publicaciones, de manera que nos sirva de referencia rápida, para buscar o exponer.
2.10             Enlazar la cuenta en Feisbuc, con la de Tuiter.  Esta es una forma de potenciar los mensajes, al multiplicarlos; igualmente, estas redes sociales deben servirnos para promover blogs o páginas web que administremos.
2.11             Participar en los grupos que consideremos más cercanos a nuestros objetivos.  Es una manera de reforzar la acción de nuestra participación, y para esto debemos compartir nuestras publicaciones en los grupos en que seamos miembros.
2.12             Informar por vía privada a los amigos de cualquier desliz o error que haya cometido, advertir sobre indeseables en su cuenta y comunicar cualquier cosa que consideremos importante (campañas en curso, alertar sobre disociados e infiltrados…)



Sería una omisión importante no plantear aquí los vicios del uso de las redes sociales por parte de dirigentes, funcionarios e instituciones.
Salvo casos comprensibles, de personajes e instituciones cuyas cuentas en las redes rebosan de seguidores, el común –en Mérida casi la totalidad– de los dirigentes, funcionarios e instituciones adoptan la actitud absurda de convertir sus cuentas en un desagüe de sus grandes ideas hacia el populacho que se digne pararles.  Generalmente no atienden personalmente las cuentas, sino que tienen encargados para administrarlas, quienes no se distinguen exactamente por hacerlo bien: comparten noticias erradas, tienen una jerarquización sui generis de los acontecimientos, desatienden áreas claves y, sobre todo, jamás trasmiten a sus jefes los reclamos, informaciones, solicitudes… del pueblo de a pie.  Pero, es más, llegan a programar las cuentas de manera de impedir cualquier participación ajena, a no ser seguirles cual borregos o compartir su sabiduría. 

Además de prepotencia inaudita y flaqueza del espíritu revolucionario –por decir algo del significado de esta actuación– desperdician las ventajas reales de la participación en las redes sociales, casi siempre por temor –terrorpánico– a la crítica, y ni por demagogia se dignan convertir a sus cuentas en ambiente de intercambio y discusión.  ¿Qué es una pinta más pa´un tigre?  Sigan así, que, desgraciadamente, nos veremos en la bajadita… o en el fondo del barranco.





¡UNA MANO, CAMARADA!
 
¡COLABORA CON LA DIFUSIÓN DE ESTE ESCRITO! 

lunes, 7 de marzo de 2016


MÁS SOBRE AGRICULTURA URBANA:
LA PEDREGOSA PERIURBANA.




Mostramos aspectos de la agricultura urbana propiamente dicha, y ahora lo vamos a hacer de la “periurbana”, que es la que permitirá cumplir en Mérida los objetivos planteados en el plan de los cien días –20 % del abastecimiento de 13 rubros– porque el área periurbana de Mérida es amplia y agrícola de tradición.  Arbitrariamente comienzo con La Pedregosa (parroquia Lasso de la Vega) para plantear particularidades que quizá puedan ayudar a entrompar el plan de los cien días allí, a sabiendas de que es otra área periurbana de Mérida (El Valle de los Alisares, parroquia Gonzalo Picón Febres) la que se ajusta mejor a los objetivos inmediatos del plan, que dejo para una futura entrega.
La Pedregosa fue uno de los “graneros” de Mérida, cuya producción (café, maíz, cambures, yuca, aguacates, frijoles, tomates, cebolla, queso…) era llevada cada semana al mercado principal, y la imagen de los bueyes cargados con productos de la Pedregosa, es un recuerdo aún presente en ancianos de la zona y de la ciudad.  La producción era más variada, pero muchos productos sólo se dedicaban al consumo de los agricultores, porque “no tenían precio” en el mercado.  Quizá tengamos que dejar establecido que la densidad de población era baja, las pequeñas unidades de producción eran las que aportaban los productos enunciados, y el trabajo estaba organizado familiarmente.
Como se trataba de producción para el mercado local y patrones de consumo resistentes a los cambios, con más o menos dificultades y mermas, la agricultura de la Pedregosa siguió aportando al mercado cuando ya otras agriculturas merideñas estaban casi desaparecidas.  El declive mayor se produce cuando el tipo de renta realizada derivó hacia la simple posesión de la tierra para dedicarla a negocios inmobiliarios o turísticos, y cuando el crecimiento desigual aseguró mejores ingresos en actividades urbanas de los sectores secundario y terciario, lo que ocurrió a partir de los años 60-70 del siglo XX.  Los campesinos fueron desapareciendo, y con ellos la producción agrícola, actividad que no se vio favorecida por cambios tecnológicos que pudieran sostenerla.
El urbanismo avanzó inmisericorde, asentando en la zona a forasteros de medio y alto poder adquisitivo, en urbanizaciones cerradas o casas aisladas, y la agricultura pasó a ser excepcional.  Sin embargo, el avance de estos dos factores no impidió la pervivencia de una cultura campesina singular, con las expresiones de religiosidad características, otros rasgos culturales y el conocimiento de las prácticas agrarias ancestrales.  Esta continuidad favorece la reactivación de las actividades, que es lo que está sucediendo al estarse convirtiendo los aportes de la agricultura de la zona en solución a problemas sociales e individuales.
La tradición agrícola de La Pedregosa, así como la presencia de descendientes de los antiguos agricultores y de campesinos del interior del estado asentados recientemente, favorece la reactivación de la agricultura y, por tanto, la aplicación de los planes perentorios de agricultura urbana.  No obstante, para que tenga éxito estamos obligados a considerar una serie de peculiaridades, que trataré de resumir.
1.     El plan de los cien días debe estar incluido en uno de reactivación total de la actividad agrícola, para resultados a mayor plazo.  Más que procurar lograr la incorporación a través de los rubros posibles en la zona, de los 13 previstos, el esfuerzo debe estar en reactivar todos los posibles, los históricamente importantes y los establecidos con éxito recientemente.
2.     Buena parte de las tierras aptas para la agricultura en La Pedregosa están bajo el sistema de tenencia de mediana y gran propiedad, desajuste que antes no se había hecho tan patente, porque la gran propiedad de la zona –como casi toda en el país– no tuvo participación significativa en el aporte de alimentos a los mercados locales; hasta la agricultura de puertos, a la población venezolana siempre la alimentó el conuco y otras formas de pequeña propiedad.  Las grandes propiedades de la zona fueron las primeras en abandonar las actividades económicas, para convertirse en terrenos para la futura expansión urbanística, dudosos proyectos turísticos y actividades lúdicas.  En la actualidad, excepcionalmente encontramos algunas dedicadas a ganadería extensiva y, más recientemente, áreas destinadas a la agricultura emergente.
Las necesidades actuales pusieron en evidencia esta anormalidad en la tenencia de la tierra, rezago absurdo después de más de 12 años de haber recibido los gobernadores la orden de desarticular esta forma perniciosa de tenencia de la tierra… y resulta que sobrevive en las mismas narices del poder encargado de su erradicación.
3.     Desde hace pocos años se ha venido incorporando a la producción áreas con pendientes muy pronunciadas, sin las medidas de roturación y obras adicionales recomendadas para su conservación; el resultado es un deterioro patente de tales áreas, que a corto plazo las sacará definitivamente de cualquier uso agrícola.  Este desentendimiento por la conservación ha tenido manifestaciones mucho más salvajes, como el desbrozar vertientes de cursos de agua para sembrar cambures, por ejemplo.  Áreas así tratadas lo han sido con financiamiento de organismos del Estado.
4.      Por mucha buena voluntad de campesinos y organismos del Estado, la reactivación de la agricultura en La Pedregosa no puede hacerse sin riego, problema muy difícil de solucionar.  Hay zonas cercanas a “callejones” donde se ha improvisado tanques para acumular agua, que permiten mantener algunas siembras a medio riego; en otras, se utiliza para regar el agua destinada al consumo de la población, con los perjuicios evidentes.  La escases de agua es general en la zona y, creo, no hay iniciativas oficiales para estudiar esa limitación.

Tomando en cuenta lo expuesto, plantearé aspectos que deben tomarse en cuenta para lograr cumplir con los objetivos planteados por el plan de los cien días y, más allá, con el establecimiento de una agricultura urbana sustentable en La Pedregosa.
11.     Por el nivel de urbanización de la zona, todo lo planteado en el escrito anterior (Agricultura urbana, ¿ilusionismo o solución?) es aplicable para las zonas densamente pobladas de la Pedregosa.
22.     Ante condiciones favorables y la urgencia del encargo oficial, la organización humana prevista para el plan de los cien días debe abordar e incorporar a quienes estén en capacidad de producir alguno de los 13 rubros establecidos en este plan.
33.     Se debe proceder a reactivar las pequeñas plantaciones de café semi o totalmente abandonadas, financiando la limpieza, la aplicación de medidas fitosanitarias y la resiembra.  Es una medida que comenzará a dar resultados desde la próxima cosecha, incrementándose la producción en la medida en que surta efecto las medidas adoptadas.  El beneficio de esto es imponderable, dada la capacidad de conservación aneja a la siembra de café.
44.     Demostrada está la adaptación a las condiciones agronómicas de La Pedregosa de cítricos, aguacates y piñas, cultivos que pueden ser de secano, aplicables a extensas áreas, con poca demanda de trabajo y que pueden convertirse en aliados para la conservación de suelos.  Así tarde más en iniciar la producción, debe preferirse el aguacate criollo, de gran corpulencia y enraizamiento profundo; de los cítricos los mejores resultados se han logrado con limones y mandarinas.  El establecimiento de viveros y la asistencia fitosanitaria sería la actividad recomendada, que redundaría en producciones considerables en un plazo no mayor de cinco años.
55.     El producto más extendido en la zona es el cambur, cultivo que debe ser priorizado en cualquier plan de reactivación de la agricultura.  Es necesario la renovación de las plantaciones, introducción de variedades más rendidoras y asistencia fitosanitaria. 
66.     Hay otros cultivos tradicionales que deben ser atendidos, como el maíz, la yuca, y de esta, la llamada yuca amarilla, diferentes tipos de frijoles, auyamas, chayotas y otras cucurbitáceas, moras
77.     Cultivos favorecidos recientemente, como cebolla y tomate, deben ser restringidos a terrenos donde no causen deterioro ambiental, y para que sean coherentes con los propósitos de la AU, deben ser realizados sin uso de agroquímicos.
88.     Algunos de los rubros agrícolas citados pueden ser sometidos a procesos que les agregue valor en el mercado.  Es el caso de los tomates, cambures y otras frutas, que pueden ser deshidratadas con facilidad; o el caso del café, que podría ser procesado en la zona.
En definitiva, por haberse convertido La Pedregosa en área urbana y periurbana, y haber sido un área agrícola importante para el consumo de los merideños, más que la aplicación de un plan coyuntural de AU, lo que requiere es la reactivación integral de su agricultura, ajustándose estrictamente a los parámetros técnicos y ambientales propios de la AU.  Es posible, y el esfuerzo no excesivo.
Una acotación final indispensable, es la necesidad de una estricta vigilancia para que no se cometan más estropicios ambientales, y se pongan en ejecución proyectos de recuperación de áreas degradadas.  Ha habido lenidad ante estragos, lo que ha provocado la continuidad de la conducta ecocida.  Una recomendación obvia es la de utilizar árboles nativos para la reforestación necesaria.


[1] Debo hacer tres aclaraciones necesarias.  1. Durante mi vida universitaria mis trabajos fueron metodológicamente esmerados, pero en estos momentos de mi vida sólo trato de hacer útiles socialmente conocimientos adquiridos y experiencias vividas, sin detenerme en la corrección metodológica.  2. Estoy a la orden para cualquier precisión o ampliación de temas, aclaratorias, etc.  Sólo tienen que solicitármelo.  Y 3. Les recuerdo que en Historia para Fundamentar no existe el copyright; se publican bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License, cuyas condiciones pueden ver en el enlace.

_______________________________________________________________






 

En un pequeño terreno arcilloso de la Loma San Rafael, aparentemente sin capa vegetal y sin utilización de abonos, un empleado comercial ha logrado producir cambures, yuca, cilantro, coles...














Esta foto de pésimo uso de la tierra en pendiente, no corresponde a La Pedrgosa, sino al Manzano, municipio Campo Elías, pero también es práctica frecuente aquí, sobre todo en La Morita (foto siguiente) pero no logré ubicar una foto que la reflejara.