viernes, 21 de abril de 2017


IV

Disparate de las elecciones burguesas

y colapso de CANTV



En las sociedades burguesas el sistema electoral que sostiene al poder ha sufrido extremadas dosis de manipulación, hasta el punto de que se está convirtiendo en un ejercicio vacío de la decisión de colectivos.

Donde se puede establecer términos de comparación entre realidades históricas, es decir, donde se viene de un experimento socialista frustrado, con un sistema electoral distinto y también imperfecto, pero con políticas sociales que comienzan a ser añoradas en el mismo inicio de la nueva “realidad” y que mediante las elecciones de nuevo tipo puede mantenerse relativamente lejos la pérdida total de ellas, el neoliberalismo avasallante las ha desfigurado de diferentes maneras.  Cuando no se ha escarbado en realidades nacionalistas de vieja o nueva data que han provocado pavorosas guerras desintegradora de naciones y generadoras de gobiernos proclives a los intereses imperialistas, se ha torcido la voluntad popular con coyunturas fabricadas en laboratorios de opinión, como las revoluciones de los colores o los hechos “fortuitos” acaecidos inmediatamente antes de la realización de elecciones.

En las sociedades capitalistas que inventaron el sistema electoral burgués y lo exportaron e impusieron a sus colonias y áreas de dominación, se viene perdiendo por otra vía la capacidad de decisión que las elecciones pudieron haber dado alguna vez sus ciudadanos.  La evolución doctrinaria de los partidos ha tendido a homogenizarlos, hasta el punto de que las diferencias entre la derecha e izquierda se dan sólo en posiciones ante temas no trascendentales para la vida nacional.  Inmersos en ámbitos donde pareció estar más cercano el fin de la historia, la imposición del neoliberalismo desdibujó perfiles y fronteras, y cuando despertaron en la nueva realidad mundial, distinto al estado del bienestar imaginado, los partidos que históricamente había defendido un tipo concreto de proletariado habían arrancado las raíces de su existencia.  El alelamiento y la alienación tecnológicamente reforzada, habían obrado certeramente para que así fuese.  Las contradicciones surgidas por el nuevo derrotero que tomó el desarrollo capitalista, están haciendo surgir nuevas modalidades de lucha de clases y nuevos partidos populares están subiendo a la escena, pero aún sin hechos que puedan considerados decisivos.

El deterioro del método electoral ha tocado extremos que pueden destruirlo a mediano plazo.  Cuando a sectores del poder no les conviene un resultado electoral, lo colocan en entredicho, como sucedió con los resultados sobre el brexit, que fue presentado como opinión de desinformados y revanchistas y, por tanto, suceptible de replanteo o de obediencia arbitraria.  O las deficiencias graves de procedimiento y técnicas del sistema electoral estadounidense, que lo caracterizan como el peor del mundo y deja una sensación de fraude y la incógnita de quién realmente elige presidentes; esto, sin contar que la cuantía de la inversión necesaria para obtener un cargo originado en elecciones, le da una ventaja decisiva a quien puede hacerla y cada vez la democracia se acerque más a la plutocracia.

Es inacabable la lista de imperfecciones -de alguna manera hay que llamarlas- de las elecciones en el seno de las sociedades inventoras del sistema electoral, las de la toma del poder por parte de la burguesía, las de las revoluciones industriales y la colonización del mundo, las de las guerras por la hegemonía del capitalismo, las imperialistas esquilmadoras del planeta.  Allí, hace ya mucho que perdió sentido el sistema electoral burgués, y ante esto, ¿qué queda para nuestras realidades capitalistas dependientes? 

Vamos a tratar de dilucidarlo, pero antes volveremos a precisiones previas, quizá a llover sobre mojado.  Las elecciones burguesas producen la ilusión de que el poder surge del seno de pueblo, que escoge libre y conscientemente entre múltiples opciones la que está más cerca de su manera de ver el mundo y, sobre todo, el futuro.  Y sería así, si la sociedad electora estuviese compuesta por individuos básicamente ideologizados, no sometidos a influencias que perturben esa escogencia libre, pero la realidad está muy lejos de ser así.

En primera instancia las elecciones burguesas funcionan a la perfección en ambientes no sometidos a polarización ideológica, es decir, a posiciones donde las diferencias no sean doctrinariamente distintas ni las condiciones objetivas determinen una acentuada lucha de clases.  Cualquier otro tipo de polarización es un resultado de las ventajas que dicen tener la alternabilidad en el poder entre entes políticos con proyectos dentro de las variables del funcionamiento del sistema burgués.  Así, por períodos relativamente prolongados se han mantenido modalidades de democracia liberal, hasta que lo permitió el funcionamiento del capitalismo… de la modalidad de capitalismo que se nos impuso y las clases dominantes internas mantienen en provecho propio.  Crisis que viene -acentuación de la lucha de clases que sobreviene, alternabilidad democrática que se interrumpe.

Continuaré, sin saber cuándo pueda colocar este tranco en la red, porque entre la crisis que vivimos está la de la necesidad de reprivatizar las grandes empresas de comunicación y el funcionamiento pésimo de CANTV se debe a esa lógica.  Sin pronunciamientos oficiales claros y en el permitir hacer y lenidad que prevalecen en el gobierno nacional, todo indica que CANTV está colapsando, socavada por la incapacidad, desidia, falta de compromiso y complicidad de quienes la dirigen.  La gerencia de formación burguesa, quizá eficaz en el ámbito de una dirección capitalista, está incapacitada para dirigir el conglomerado comunicacional básico para apoyar el proyecto socialista.  Incapacitada, afirmo de buena fe en primera instancia, porque quizá sea peor y estén cumpliendo un plan de recuperación de la empresa por parte del capital internacional.  Vayan a @ContactoCantv, “Canal oficial de atención al usuario de #Cantv, ente adscrito al MEUCT”, para que vean las devotas plegarias elevadas por los afectados. Sobre esto también volveremos alguna vez.


jueves, 20 de abril de 2017



 

El desorden mayúsculo de una feria cultural bajo el amarillo araguaney*



 Este blog ha sido sistemático en temas clave para comprender la lentitud en el avance por el camino al socialismo que nos propuso Chávez, y por eso también hemos insistido en que ha sido una falla de formación doctrinaria grave de los funcionarios chavistas la continuidad complaciente y gratificante de la modalidad de ferias burguesas.  En su conjunto estas ferias pueden contener valores rescatables, pero son las corridas de toros y la ingesta desproporcionada de aguardiente los antivalores que les imprime su cariz derechista, prácticas ante las cuales no se ha presentado alternativa válida, coherente con el humanismo que tendría que prevalecer en el ámbito gubernamental revolucionario.  Siguen ahogándose en el remolino de sus contradicciones, con la mala leche de que con ellos arrastran al pueblo y su destino de liberación.

En abril y mayo los araguaneyes enloquecen y pintan de amarillo a Mérida, potenciando la belleza de la ciudad, lo que bien podría servir de marco para unas ferias humanísticas.  ¿Por qué no aprovechar la Mérida florida para ofrecer al mundo una quincena intensa de cultura hecha en Mérida?  Sería una semana dedicada a la música, cine, artes plásticas, teatro, danza, ciencia, tecnología, humanidades, gastronomía… expresiones donde no estoy haciendo la clásica diferencia entre lo académico y lo popular, ni proponiendo tipos o clases, porque la cultura es una entidad indivisible y la coherencia del destino como pueblo es lo que haría desaparecer mediaciones al servicio del mantenimiento de la dominación.
Antes que evitarlo, esa quincena tendría que perturbar la vida normal de la ciudad y su entorno, tendría que hacer enloquecer la ciudad… en fin, ya estamos acostumbrados a que unas ferias decadentes atenten contra la convivencia ciudadana.  La participación de los merideños tendría que ser alta e intensa; comunas y organizaciones populares, instituciones públicas y privadas, institutos educacionales, colegios profesionales, aportando, convirtiendo la ciudad en un atractivo, en un destino turístico.

Es una idea inspirada por el amarillo de los araguaneyes; quien quita y alguien con poder la tome para proponerla a la ciudad.  La primera decisión tendría que ser la de convertir al araguaney en el árbol privilegiado para avenidas, plazas, parques y reforestar aledaños de la ciudad.

 
















*En este escrito denomino araguaney a los árboles que florean amarillo por esta época, sin entrar en eruditas distinciones botánicas.




martes, 18 de abril de 2017



Sobre la cruel realidad de las elecciones burguesas

y la pata más coja del PSUV-Mérida





Comienzo pidiéndoles a los lectores que recomienden este escrito a amigos funcionarios del alto gobierno, esos que no llegan a ser analfabetos funcionales porque están siempre interesados en leer contratos.  Generalmente viven del cuento, es decir de la comunicación oral con quienes están a su alrededor, con la misma visión e intereses porque son su engendro y, por tanto, con la misma percepción perturbada de la realidad.  Renovarse teóricamente, crecer intelectualmente, sacudirse las gríngolas que tiende a imponer el poder, sólo es posible con la lectura.

Tomo una travesía en los artículos que estoy escribiendo sobre elecciones, obligado por los grafitis de Pascua que llaman a los chavistas al combate, invitación sobrentendida que el Comandante hizo mucho ha.  Y lo que voy a afirmar no es exageración ni ganas de joder: la pata más coja –que más que pata ya es muñón- del PSUV-Mérida, no es la sequía de dirigentes, falta de cosecha que lo ha obligado a recurrir a la ingeniería endogámica apoyada en cajitas felices –léase cajas CLAP- para reusar perdedores de muchas batallas, sino la total inutilidad de esa gente que está enquistada en la mal llamada APC-PSUV-Mérida, esa que perdió definitivamente la iniciativa comunicacional en el estado cuando el portaviones Chávez dejó de sostener su incapacidad y se puso al descubierto la trama de falsedades con que ocuparon esa posición estratégica.

Este blog está lleno de críticas serias y tempranas sobre las penurias de esa APC; sobre las desastrosas campañas electorales, carentes de doctrina y elemental buen gusto, montadas sobre consignas vacías que hacen avergonzar a todo quien conozca algo de agitación, propaganda y comunicación, proceder que ha provocado que en ciertos círculos me miren a la manera de gallina comiendo sal.

Los grafitis que cité al comienzo fueron borrados la noche del lunes*, seguramente por el alcalde facho que ha demostrado entender mejor el peo de la comunicación.  Mientras sus asesores de campaña basaron la propaganda que lo llevó a la alcaldía en dos mensajes básicos para la ideología merideña, expuestos sistemática y coherentemente, la APC-PSUV desechó cualquier mensaje doctrinario y los relacionados con los verdaderos problemas de la ciudad (ni programa de gobierno estructurado presentó), y recurrió a consignas huecas, de una pobreza comunicacional evidente: María pa´la alcaldía, Porque Mérida se lo merece fueron las dos creaciones máximas.  Pero donde torció la puerca el rabo, fue en las elecciones para legisladores, donde el reguero de neuronas de la APC quedó expuesta con su consigna estrella, la mamacita de todas las consignas, Venga, mire, vea, fulano pa´la Asamblea, además de que quien diseñó la propaganda gráfica parecía enemigo a muerte de ese fulano, por el descuido y pésimo gusto que aplicó a su elaboración.  Es decir, hecha sin doctrina ni estética; sin conocer la complejidad de la creación de consignas, de generadores de opinión y de la importancia de mantener saturado el espacio comunicacional. 

Si se cree en elecciones, si es necesario o se está obligado a recurrir a ese expediente inventado por la burguesía para su salud y beneficio, hay que utilizar los métodos comunicacionales propios de ellas o se está perdido.  Es una locura colocar el futuro de una candidatura revolucionaria en manos de quienes han demostrado una ignorancia supina en los intríngulis, tecnología y recursos de la comunicación contemporánea.  Entonces, ¿por qué lo hacen? ¿cómo se explica esa complicidad suicida? ¿por qué caerse a mutuas mentiras? ¿por qué pensar que le están mintiendo al pueblo chavista? Yo lo sospecho ­-la ignorancia sólo es una variable, pero me lo reservo para la hora de las chiquiticas, cosa que no me produce placer, sino congoja.

 
Bueno, amigos chavistas, a prepararse para la lucha, porque crisis la que viene y la guerra apenas está comenzando.  A la calle mañana 19 y todos los días.

El tema de las elecciones burguesas continuará.






_________________________

* Por lo menos los de las avenidas Cardenal Quintero y los Próceres; no he constatado la salud de los de la plaza Bolívar.


martes, 11 de abril de 2017

El artículo del mes

La crisis de Corea y el futuro de la humanidad

¿Es Kim Jong-un un infame provocador?





En Yegüines de mi infancia dos conflictos se tenían como referencia de la calamidad que significaban las guerras, la de Pregonero y la de Corea.  La de Pregonero, por ser Yegüines área de influencia del general antigomecista Juan Pablo Peñaloza y origen de algunos de sus montoneros.  Ante cualquier pérdida material, el consuelo que surgía era el de que más se perdió en la guerra de Pregonero.  Y la de Corea, por la influencia de los relatos de la vecina Colombia, único país de América Latina que participó directamente, y a pesar de que sólo sufrió poco más del 4% de muertes y 8,5% de heridos entre los soldados participantes, las pérdidas se magnificaron en la tradición oral popular.  De cualquier cosa deteriorada en extremo, maltrecha o agujereada, se decía que estaba como si hubiese ido a Corea.

La guerra de Corea nunca finalizó.  Fue uno de los conflictos de contención del “comunismo” que siguieron a la II Guerra Mundial, el único que quedó sin resolver, con la inestabilidad que conlleva esa situación.  El proyecto aplicado en Corea del Norte condujo a la creación de un Estado sobre valores muy lejanos a los preponderantes impuestos por el capitalismo, pero de absoluta validez, aun cuando desfigurados ante la opinión mundial por el aislamiento auto escogido y el impuesto por los interesados de que no se convirtiese en ejemplo.

Desde el armisticio, Corea ha sido noticia; siempre la continuación de la guerra se ha planteado como inminente, y las dos sociedades están preparadas militarmente para tal acontecimiento, pero en este momento Corea está recalentando el corazón de los medios, lo que nos deja un mal sabor en la boca, porque creemos que un enfrentamiento en las condiciones actuales dejaría a Corea del Norte herida de muerte y al mundo al borde de una catástrofe.

No creo en la intención ni en la capacidad de Corea de llevar su poder atómico al corazón del enemigo, ya que sus portadores son imperfectos, y sí en la saña del imperialismo, capaz de usar armas nucleares tácticas en el inicio mismo de un enfrentamiento militar.  No creo que el poderoso ejército convencional norcoreano resista por mucho tiempo la arremetida de los ejércitos modernos de sus enemigos.  Creo que la destrucción y la muerte acabarían con el experimento norcoreano y que su reacción de mayor alcance apenas será sentida entre vecinos cercanos.

¿Por qué, entonces, el alboroto permanente de Kim Jong-un? ¿Por qué no fortalecerse internamente tratando de solucionar las crisis internas que periódicamente afligen el país?  ¿Por qué atraer sobre si a todo el poder infernal?  ¿Por qué no buscar acomodo en un mundo que está en el punto de quiebre del poder hegemónico y tiende a la multipolaridad?  ¿Se cierne sobre Corea del Norte una amenaza real sobre su existencia como nación?  ¿Puede Corea presumir de amigos incondicionales?  ¿Cree la dirigencia norcoreana que los efectos de una guerra atómica focalizada detendrán la agresión del imperialismo inclemente?  ¿No será que los halcones del imperialismo siempre han deseado establecer un precedente como para evitar más discordancias en el mundo, y que el actual presidente de Estados Unidos puede prestarse a este deseo incumplido?

Siria, que está luchando denodadamente contra las pretensiones del sionismo que ha echado mano a los más atroces métodos para su propósito, es otro foco posible generador de una catástrofe nuclear mundial, pero contra las apariencias, es Corea la que está más cerca de ese horror, pues no tiene aliados que ofrezcan reaccionar contra la locura del imperialismo.

Es el deseo de todos que la historia marche por senderos propicios.