jueves, 3 de julio de 2014

INFORMACIÓN PARA LA ACCIÓN

Hace varios años elaboré un CD para apoyar a "Despertar Universitario", fenecido diario chavista editado por la Fuerza Bolivariana Universitaria de la ULA.  Curucutiando por ahí, encontré el CD, lo revisé y noté que en buena parte sigue teniendo vigencia, por lo que decidí ponerlo a disposición de mis amigos.
El enlace para bajarlo es el siguiente:
InformaciónParaLaAcción
En "*CONTENIDO.doc" podrás examinar índices por artículo y por autor, y seleccionar los archivos que desees.



martes, 24 de junio de 2014



HACE 19 MESES (el 24/11/2012) APARECIÓ HISTORIA PARA FUNDAMENTAR


Fue un proyecto con objetivos muy concretos, resumidos en el título del blog y en mi perfil, que muy pronto fueron rebasados por la historia militante del día al día, por la necesidad de aportar en el enfrentamiento contra los conjuros del imperio y sus aliados internos; por la urgencia de apoyar candidaturas revolucionarias, entrampados como estamos en una lógica electoral burguesa.  Hemos vivido los días felices de la Revolución y sufrido los lacerantes, como la desaparición física de nuestro Comandante, y todo lo hemos reflejado.  No hemos esquivado nada que en la región haya trascendido, y hemos sido críticos serios cuando ha hecho falta, pero siempre con la sindéresis de la lealtad a lo revolucionario.


El blog iba en ascenso, cada vez más dinámico, pero el 27 de diciembre de 2013 sufrimos un percance que lo paralizó: me fueron robados mis instrumentos de trabajo, computadora y cámara, que tardé más de tres meses en reponer.  Como secuela de la pérdida total de lo que contenía mi computadora, el trabajo de años, me sobrevino una situación mental que me impidió reanudar a plenitud mi trabajo luego de haber repuesto lo material.    Desde  finales de abril vengo haciendo el intento, pero es ahora cuando puedo decir que el blog se está normalizando, y es mi decisión que así sea.  Habrá Historia para Fundamentar para rato, vuelvo al blog, una de mis trincheras, en este momento cuando la furia del imperialismo y sus secuaces se volvió a desatar contra el legado del Comandante, cuando desde el mismo interior del gobierno abundan quienes quieren abandonar la senda del socialismo que nos marcara, y cuando retoma sentido la consigna
¡Patria o muerte, venceremos!




domingo, 22 de junio de 2014

viernes, 13 de junio de 2014

jueves, 29 de mayo de 2014
















Conviviendo con el asqueroso fascismo


Con retraso, pero llegó la calma a Mérida.  Se necesitó un procedimiento militar complejo, aún en curso, que limpió las barricadas que permanecieron más de 70 días acotando una vasta zona de la ciudad, territorio que vivió al margen de la Constitución y las leyes; procedimiento que intimidó a los envalentonados por la larga inacción gubernamental y las escaramuzas ganadas, y que devolvió la confianza en las instituciones a los ciudadanos privados de sus derechos por una sarta de facinerosos violentos y disociados.

Transitamos libremente por las “zonas liberadas”, por los “territorios 350”, por las “repúblicas independientes” y no percibimos nada distinto de lo habitual.  No observamos tras ventanas y balcones seres mutantes, metamorfoseados, zombis babeantes, monstruos con ojos desorbitados, colmillos y garras sanguinolentas… como los que Hollywood fabrica para los desmanes de ficción que en Mérida fueron realidad tangible. 
Entonces, ¿qué verdugos infligieron distintos tipos de alevosas muertes? ¿qué descerebrados se ensañaron contra el sentir y pensar distinto? ¿quién dirigía los zombis que destrozaron bienes privados y públicos para usarlos de parapetos tras los cuales violentaron a mansalva derechos ajenos? ¿qué calaña de terroristas desconocieron
las normas de convivencia más elementales e impusieron la consternación como relación de dominación?
Es larga y variada la lista de pérdidas ocasionadas a la sociedad en su conjunto durante los setenta días de señoreo del terror; cualquier intento de enumerarlas puede dejar sin contabilizar importantes aspectos.  Muerte y heridas de diferente consideración a personas, ataques e intimidación a funcionarios públicos y extranjeros … crueldad con animales, depredación del medio, asalto y destrucción de instituciones públicas de la administración, la educación y la salud, atentados contra la infraestructura eléctrica, saqueo de comercios privados, quema o destrucción parcial de vehículos oficiales y privados, incluidos medios de transporte, destrucción o robo del mobiliario urbano… En otra dimensión, saboteo total de una de las temporadas turísticas más importantes para la economía merideña y merma pronunciada de otra; quiebra de pequeños comerciantes y paro obligado de empresas, por paralización de varios centros comerciales y sus alrededores; despidos de trabajadores, disminución de ingresos de trabajadores informales, fortalecimiento de la escasez, la especulación y la usura por parte de toda ralea de comerciantes, aumento de la inflación… Y en la dimensión político-social, además de la violación de derechos constitucionales de personas, la suspensión de actividades de todos los niveles de la educación, la radicalización de las posiciones políticas, la propagación de la mentira y el fraude como alimento de la disidencia política, la profusión de insultos y descalificaciones contra el Presidente y otros funcionarios electos por el voto popular, la introducción de la violencia armada para dirimir situaciones políticas, la persistencia de la impunidad frente a delitos graves, el incremento de los índices de “delitos comunes”, el aumento de la depresión, el estrés y de la morbilidad en muchas áreas de la salud.

Ante tanto “fin de mundo”, remiramos los edificios y zonas que fueron los focos de tanta desazón, para buscar a los monstruosos perpetradores de las iniquidades.  Nada, porque sin poder penetrar en las profundidades de la conciencia o analizar los humores internos sólo observamos personas similares a nosotros, como ha sido siempre, e inmensamente débiles por lo demás.  Ahora, superada su participación en los desmanes, no se hallan en un ambiente “normal” y están acudiendo en masa a buscar consuelo en los consultorios de psiquiatras y psicólogos, que nunca habían tenido tanto trabajo.
Entonces, ¿qué fue lo que provocó que encantadoras mujeres de madura edad, en su juventud hijas de María, creyentes y devotas del mejor mensajero de la paz que haya parido la humanidad, formadas en profesiones de diversa índole, empleadas de la Bicentenaria (¡!) ULA, la administración pública y la empresa privada, felizmente casadas, madres dedicadas y excelentes reproductoras de los valores de la sociedad, qué fue lo que las hizo de repente desgañitarse gritando “¡hay que matar a los chavistas!  ¡hay que salir a como de lugar del tirano!... y animaron a sus hijos e hijas a desahogar su juventud en las barricadas?
Y estos jóvenes, formados a conciencia en La Salle, San Luis, Fátima, La Presentación, CEAPULA… recién destetados del Toddy, el Cerelac, el Ensure y otros suplementos alimenticios, asiduos de La Cucaracha en sus dos frentes (discoteca y gimnasio), adictos a bebidas hipertónicas y –¿qué tiene de malo?– de las alcohólicas; estos jóvenes, por los cuales sus padres suelen pasar necesidad y reventar las tarjetas porque no pueden ser menos y usar ropa que no sea de marca ni celular de pobretones, ¿por qué esos jóvenes se engalanaron de héroes de comiquita y salieron a tumbar al tirano, codo a codo con “ejemplares” que hasta el momento habían considerado despreciables malandrines, en una simbiosis que, como veremos, les está saliendo muy cara a los padres auspiciadores? 


¿Qué hizo que empresarios, comerciantes y profesionales traicionaran la lógica del capital porque esta vez sí iban a salir del dictador, hasta hacer quebrar a colegas menos dotados para la larga resistencia contra el tirano?
¿De dónde salieron los mercenarios de la violencia que por tres lochas asolaron Mérida?  ¿Y los desvergonzados de los medios de desinformación empeñados en justificar el odio y a tergiversar los hechos?  ¿Y los religiosos bendiciendo la ruindad y la injusticia?  ¿Y los académicos sonriendo para adentro desnudando su triste estructura mental?
La explicación la tenemos en los casi tres lustros de reacción sistemática de quienes vieron amenazada la jerarquía de valores que habían impuesto al conjunto de la sociedad; de densa prédica invasiva mediante los canales formadores de opinión que estratégicamente habían monopolizado.  Tres lustros de mensajes dirigidos a exacerbar los temores individuales más íntimos, creación de siglos de supremacía de una ideología jamás antes amenazada seriamente.  Tres lustros de satanizar los valores insurgentes, liberadores individual y socialmente de las ataduras impuestas por la ideología de la explotación de clases y naciones.  Tres lustros que fueron conformando una praxis de defensa a ultranza de la exclusión y del racismo, bajo cualquiera de sus disfraces, subyacentes en la ideología dominante desde sus más remotos orígenes; de defensa ciega de un concepto de propiedad, privada en lo minúsculo y ajena en lo significante, de una educación castradora del individuo y reproductora del sistema; de una religión ajena a la religiosidad del pueblo, propagadora de la resignación ante la injusticia y plegada a los poderes terrenales; de un interesado concepto jerárquico de la sociedad, donde los pobres son pobres por haber nacido así y, de cumplir cabalmente con sus obligaciones, serán premiados con el goce celestial.
Una ideología sancochada en la intimidad de la región y aderezada con los aportes externos, en la medida en que penetraban por diversos boquetes, cada vez más amplios.  Una ideología que se fue ajustando a los cambios del modo de producir sin perder su esencia, ya que las mismas clases dominantes continuaban monopolizando los medios de producción de las economías mutantes.  Una ideología matizada con la estética del imperio y su escala de valores culturales, capaz de engullirse a quienes insurgieron con herramientas y posibilidades de trastocarla... encorbató hasta a los
descamisados cuando llegaron al poder en el trampolín de Chávez.
Su odio por este revolucionario se debe a que hizo estremecer los elementos mas caros a la ideología: echó las bases para terminar con el racismo y la exclusión, hizo aflorar el humanismo y la solidaridad como guías de comportamiento, desacralizó la historia para ponerla a disposición de los pueblos, estremeció el concepto de propiedad y hasta demostró que otra relación con Dios era posible; es decir, rescató la vía socialista como la única posible para la construcción del futuro.

Eso no se perdona ni se aguanta, mucho menos después de que "Dios les hizo justicia e hizo desaparecer ese mono de la faz de la tierra".  Ansiosos, esperaban la oportunidad de irrumpir nuevamente contra el nuevo orden que se estaba imponiendo y fue feroz el plegamiento a la orden imperial de continuar violentamente el golpe económico.  Pero fracasaron una vez más, no sin dejar la huella del paso de los iracundos.  Ahora, esperan una nueva oportunidad que será más calamitosa, a no ser que el Estado imponga desde el comienzo su deber de preservar el orden.  Esperan envenenados, ansiosos de que el magnicidio resuelva gran parte del conflicto; que aparezcan motivos para alzarse: aumento de la gasolina, de la electricidad, el incremento del desabastecimiento y las horrorosas colas resultantes de ello, la aplicación del artículo 058, la muerte de políticos presos en huelga de hambre, la intervención más contundente del imperio...  ¡Cualquier cosa!  Esperan en sus actividades diarias que retomaron de mala gana.  Pasaron de las barricadas a la venta en lugares estratégicos y utilizando sus automóviles como vitrina, de “donas”, "paninis", banderitas y objetos ridículos del pan y circo global que invadirá muy pronto nuestros hogares; volvieron a las discotecas y gimnasios, al Wii y los videojuegos. 



Bajo la mirada horrorizada de los padres que no habían visto a sus hij@s “en tan mala compañía”, en la de los “malandros” que en las vigilias de las barricadas les hicieron conocer otra sexualidad y abarataron el precio de los estupefacientes.  Los padres se resignan, porque pronto todo volverá a su cauce, ya que “Dios primero, el tirano va a caer”.
A la ideología merideña le faltaba goticas para desbordar el fascismo subterráneo, y del cielo llovió en abundancia.  Los jerarcas de las instituciones generadoras de ideología afianzan el proceso y les reparten las bendiciones del cielo de los ricos.  ¡Alabado sea el Señor!



Enlaces de este artículo

aporrea:
http://aporrea.org/regionales/a188985.html

La colmena
http://pedrogrima.blogspot.com/2014/05/conviviendo-con-el-asqueroso-fascismo.html

 

domingo, 25 de mayo de 2014














¡DETENGAMOS LA LOCURA!
DETENGAMOS EL FRACKING!

El Plan de la Patria es el programa de construcción del futuro más sublime que se haya planteado la humanidad; ergo, Chávez es un genio.  Y en la dolorosa circunstancia del planeta amenazado por la voracidad del capitalismo y la alienación de los explotados, el V Gran Objetivo Histórico, preservar la vida en el planeta y la salvación de la especie humana, se convierte en el pivote del Plan de la Patria.  No obstante, sin entrar en discusión sobre el por qué, el cumplimiento del Plan de la Patria, sacralizado como Ley, se desnaturalizó y, ojalá que sólo coyunturalmente, este perfecto compendio del legado de Chávez dejó de ser la guía fundamental de la acción de gobierno.


Sin el estricto cumplimiento del Plan de la Patria la consigna ¡Chávez Vive! se convierte en frase hueca, y el contenido doctrinario del gobierno despojado de su enjundia; la construcción de una sociedad socialista se internaría por recovecos umbrosos que llevarían al nunca jamás.  ¿Tendrá en cuenta esto el Congreso del PSUV que se avecina?


La coherencia con el V Gran Objetivo Histórico del Plan de la Patria siempre ha dejado qué desear, pero nunca esperamos que lindara con el colmo.  Es lo que sucedió cuando el ministro de Energía y Petróleo, uno de los ministros más inteligentes, claros y capaces del gabinete, en unas declaraciones discordantes (¿responsabilidad de periodistas?) nos anuncia que PDVSA, "iniciará, con esfuerzos propios, la exploración de gas no convencional en la cuenca del Lago de Maracaibo" (http://aporrea.org/energia/n251277.html) y que ha "autorizado la explotación de las reservas que acá existen. Los trabajos estarán a cargo de la empresa mixta Petrowayuu"..., para "ver cómo seguir aumentando nuestra producción de gas". 


Esto, después de que sabemos que las cifras de reservas de gas natural (147 billones de pies cúbicos, más entre 40 y 60 billones por confirmar ) "ubican a Venezuela en el primer lugar entre los países de América Latina, novena en escala mundial y séptima respecto a los países que integran la OPEP". (http://www.pdvsa.com/index.php?tpl=interface.sp/design/readmenu.tpl.html&newsid_obj_id=888&newsid_temas=95)  Las de gas Shale –lutita– podemos inferirlas de las entradas del blog de Luis Escandón, inocente presentador de las lutitas hidrocarburíferas en Venezuela: http://luthorxxi.wordpress.com/  Literalmente, estamos parados sobre la "esperanza energética del siglo XXI", ante la cual el "excremento del diablo" pasaría a ser bálsamo de dioses.

¡Con tanto gas convencional y hay que ir a buscar las tres patas al gato del gas lutita!  Por nuestra mente nunca pasó que PDVSA plantearía la explotación de este recurso, sabiendo que la explotación de este tipo de gas es la mayor amenaza que se cierne sobre poblaciones enteras a lo largo y ancho del mundo, y la aberración extractivista más dantesca concebida por el capitalismo criminal y depredador.  Una práctica relativamente reciente, pero que ha hecho sonar las alarmas de quienes en el mundo tienen preocupaciones más allá de prolongar la agonía del sistema capitalista.  En el siguiente enlace nos podemos agobiar con las bondades de la explotación del gas lutita y la lucha de los pueblos por detener esa locura criminal: http://buscador.gloobal.net/buscador_rebelion.php?words=fracking&desde=10


No hay razón –sinrazón– económica que justifique atentar de ese modo contra el corazón del Plan de la Patria y, por ende, traicionar el legado de Chávez.  Las finanzas de PDVSA se pueden recomponer sin llegar a extremos, doctrinaria y físicamente, suicidas.

¡Todos contra el fracking! ¡No permitamos que se introduzca esa perversidad capitalista en la Patria de Bolívar y Chávez!








Enlace de este artículo en La Colmena

http://pedrogrima.blogspot.com/2014/05/detengamos-la-locura-detengamos-el.html


Enlace de este artículo en aporrea:  

http://www.aporrea.org/actualidad/a188722.html


TODOS MIS ARTÍCULOS EN APORREA:

http://www.aporrea.org/autores/fermin.osorio 





martes, 29 de abril de 2014


Apuntes para la construcción de la historia del golpe continuado

Renovados con bastante dificultad mis instrumentos de trabajo substraídos (http://www.frontinoso2.blogspot.com) vuelvo a este espacio político para continuar practicando el arte de provocar eco y oírlo como de construcción ajena (placer equiparable al hacer morisquetas frente a un espejo) hacer emerger la esencia reguladora oculta en el mismo fondo de insignes catequistas de la tolerancia (quintaesencia de los placeres terrenales) y anunciar a mis amigos que sigo vivo y sano (es un decir) de entendimiento.  Aquí estoy, pues, sin más fantasías que las expresadas y en una especie de calentamiento de mis neuronas ateridas.
Decidido lo anterior, ¡plás! llegó CANTV y mandó a parar.  El 4/04 a mi teléfono, es decir a mi única conexión con Internet, le dio un soponcio que no aún no ha sido atendido y sigue muertito.  La queja (el aullido) la estoy expresando, con contundencia pero no con la frecuencia que amerita, vía tuiter (@FrontinOso).
Para que no siga pudriéndose el escrito, busco un atajo para colocarlo en la red, con la desventaja de no poder hacerle seguimiento hasta que disponga de Internet en mi computadora, es decir hasta que  quienes en este momento conformen el equipo del Sr. Rossen en CANTV atiendan mi lamento por la muerte prematura de mi único teléfono.
___
Hay cada menos espacio entre los acontecimientos y su conversión en historia, con todas las derivaciones que esa transmutación implica.  Siempre hay una sombra que arropa al historiador, proyectada por cobertizos construidos con teorías y propósitos de perpetuar o desbancar la realidad circundante… nada de neutralidad, nada de objetividad, nada más allá del bien y del mal; y peor para el historiador si no está consciente de ello.  Los resultados reflejan esta disparidad de criterios, y a la larga prevalecerán los que coincidan con los propósitos de los vencedores, de quienes se apropien del futuro.  Expongo a continuación unas someras líneas de tratamiento de una realidad de la historia que vivimos, que estamos construyendo y que marcará el porvenir.
Vivimos un golpe más, una original forma de golpe, planificado perfectamente por expertos en recomponer el mundo al parecer y ventaja del centro imperial.  Ante el fracaso de las ya ensayadas formas clásicas de derrocar gobiernos sustentadores de proyectos alternos y anti imperialistas, se optó por corroer la voluntad de la gente con una acción sistemática contra la producción y, sobre todo, el abastecimiento de productos de primera necesidad.  Se sacrificó la lógica del capital, en un ensayo de guerra económica inédita pero predecible dado el poder que conserva la burguesía, que no siempre tuvo respuestas eficaces por parte del gobierno, asediado a su vez por ataques mediáticos y políticos coordinados desde innumerables frentes.  La sucesión de acciones del golpe fluía con conocimiento y complicidad manifiesta desde el laboratorio madre hacia las organizaciones claves de las unidades económicas, desparramándose por inercia por las unidades menores hasta cubrir todo el mapa de la producción y la distribución; todo asistido políticamente por la plataforma de partidos de oposición, agrupadas alrededor de un único elemento unificador, la subversión contra el ensayo socialista venezolano, y por el coro de los figurones internacionales tarifados para esparcir opinión favorable a la dominación capitalista del mundo.
Aún cuando la guerra económica no llegó a producir los resultados previstos, pues fue contenida parcialmente por acciones del gobierno y la decisión del sector de la población más formada políticamente y fiel a los lineamientos dejados por el Comandante Chávez, los planificadores imperiales pasaron a otra etapa del golpe inédito.   Focos de violencia brotaron en numerosos municipios bajo el control de la oposición, pareciendo incendiar el país.  En estos focos era posible identificar la acción militar de un reducido grupo de mercenarios extranjeros y venezolanos entrenados con ese propósito.  Su acción se propagó en el caldo de cultivo provocado por casi tres lustros de acción de los generadores de ideología del sistema dentro del cual se desarrolla este ensayo de socialismo; su prédica sistemática ha hecho evolucionar la mentalidad de exclusión y superioridad de las clases dominantes hacia formas claras de fascismo, y como todas las ideologías, su alcance sobrepasó las clases dominantes para alienar los grupos medios y sectores de las clases explotadas.  De estos generadores de ideología destaca la acción de universidades y de la iglesia católica, que por distorsiones históricas acumuladas se han desnaturalizado y convertido en sentina de las peores causas de la humanidad.
La violencia desatada comenzó a tener visos jamás experimentaos en nuestro país, alcanzando modalidades de saña e inconciencia propios de las páginas más negras de la historia del fascismo mundial.  La acción del gobierno no fue lo rápida y contundente que requería la acción golpista, dejándose consolidar una situación que logró parte de los objetivos propuestos por los planificadores.  Deus ex machina, el poder mediático internacional y nacional convertía los crímenes y desmanes de los insurrectos violentos en crímenes del gobierno, falsa perspectiva que propagaron mundialmente, enrareciendo la verdad de la situación que vivía el país.  Se vivió otra batalla mediática que también se perdió, como ha sucedido en otras contiendas del tipo planteadas en diversos momentos de la historia de la revolución bolivariana.
Si bien en el plano mediático internacional se divulgó la visión imperial, en el plano diplomático se vivió otra realidad.  El golpe puso de manifiesto la situación pluripolar que se está estableciendo en el mundo, y la fortaleza de la diplomacia solidaria creada en los doce años de gobierno del Presidente Chávez.  En América, sólo los gobiernos más obsecuentes con las políticas imperiales de Estados Unidos le arrimaron su apoyo, y no siempre con la decisión deseada por el imperio.
La planificación del golpe fue exhaustiva y en su aplicación se invirtieron ingentes recursos; su fracaso no obedece a haber dejado aspectos sin cuidar, sino a la errada interpretación de la realidad latinoamericana, tratada ahistóricamente, y a haber echado mano a expedientes exitosos en países con contextos históricos y realidades sociales radicalmente distintas.
Dejamos para otra ocasión planteamientos sobre debilidades mostradas por el gobierno, que le impidieron un triunfo rápido, lo condujeron a asumir falsas responsabilidades, transar con débiles y a dejar un boquete por el que puede colarse impunemente nuevos ensayos de esta o diferente naturaleza.  Pasamos al tratamiento local de vivencias del golpe, pero antes haremos un resumen de lo que significó para la oposición haberse embarcado en conjunto en esta conjura fascista de inspiración imperial.
  • Defenestración del único dirigente que había logrado consenso nacional.  La indecisión de Capriles en apoyar públicamente todas las modalidades que adquirió el golpe, producto de querer seguir siendo un dirigente de toda la oposición, significó su rechazo público por el sector de la oposición abiertamente golpista y por quienes desde la sombra apoyaban la criminal experiencia.  Es imposible que en torno a su figura se logre rehacer un consenso opositor, con el agravante de que la oposición carecen de un líder que pueda suplirlo.
  • El desmantelamiento de la plataforma unitaria.  Los partidos de oposición habían logrado crear una plataforma tácticamente unitaria, que fue socavada definitivamente por el extremismo que saturó el golpe; esa unidad difícilmente será restaurada.
  • Creciente rechazo de la opinión pública de las acciones políticas de la oposición.  Los extremos a que llegó la oposición violenta, que afecto gravemente patrimonio público, particular y ecológico, mantenidos a pesar del temprano fracaso de su intentona, se convirtió en un rechazo abrumador del pueblo venezolano, expresado por diferentes vías.
  • Confirmación de la identificación de la oposición con intereses extranjeros anti venezolanos.  La injerencia descarada de funcionarios norteamericanos y de países afectos a su política imperial en el financiamiento, conducción y apoyo del golpe, así como el silencio en torno a este entrometimiento, corroboró una vez más el carácter antinacional de la oposición venezolana.
  • Depuración de presencia opositora en las instituciones del Estado.  En todas las modalidades de golpe que ha sufrido, la Revolución Bolivariana y sus instituciones se han decantado de indeseables e infiltrados; en esta oportunidad le tocó a uan treintena de los pocos oficiales traidores incrustados en la Fuerza Armada Bolivariana.  Aún cuando con otras implicaciones, podemos incluir aquí la pérdida de la condición de diputada de María Machado, víctima de su crasa ignorancia de la Constitución.
  • Fortalecimiento del gobierno y cohesión popular en torno al gobierno chavista.  En este golpe se demostró definitivamente que más allá de necesidades insatisfechas, la Patria devuelta por Chávez está sembrada profundamente en el corazón del pueblo venezolano.  El comportamiento ejemplar del pueblo expresó su fe en las instituciones democráticas, reservándose la acción directa para ocasiones más graves.
Como lo anuncié, este escrito bajará al plano local, planteando los pocos aciertos y numerosas peladas con que se enfrentó (se está enfrentando) el golpe en Mérida.  No deje de leer “Mérida golpe-ada”, de próxima aparición.

Enlace de este artículo en aporrea.org:



sábado, 29 de marzo de 2014

CON MUCHO ESFUERZO










logré reponer mis instrumentos de trabajo y, en esta hora de arremetida fascista, muy pronto volveré a esta, mi trinchera virtual.




viernes, 27 de diciembre de 2013



VÍCTIMA DE LA DELINCUENCIA
Y DE LA DESATENCIÓN OFICIAL ANTE EL HECHO CUMPLIDO

Sin entrar en muchos detalles, a la vuelta de un viaje, fuimos víctima de un robo mientras almorzábamos en un restaurante de Barinitas.  Forzaron una puerta del carro y lo vaciaron: tres maletas un bolso grande, dos maletines... ropa, regalos navideños, objetos personales, documentos de toda la familia, y mis instrumentos de trabajo: un iPod, una cámara fotográfica semiprofesional, una laptop y accesorios.  En conjunto, objetos que me había costado mucho adquirir en la vida y que utilizaba día a día, entre otras cosas para editar Historia para Fundamentar y participar activamente en las redes sociales.

¿A quién acudir para denunciar el robo? Como el Cicpc no existe en Barinitas, acudimos al Dibise.  Allí recibimos una esmerada atención, pero  aparte de recibir la denuncia no pueden hacer otra cosa.  Por eso de los documentos personales, acudimos al Cicpc en Barinas, pero están "especializados" en otro tipo de delitos y nos enviaron a hacer la denuncia en la prefectura, para con el comprobante que nos diesen allí, meter los datos en sus computadoras.  Fuimos a la prefectura y estaba cerrada (aprox. 4:30 pm) y como debíamos continuar el regreso a casa, no hicimos más trámites.

Es decir, te roban y te jodiste.  Tuviste mala suerte, cualquiera sea el valor económico y vital de lo que se llevaron los pillos.  Ni los mismos funcionarios tienen idea del trámite que deben seguir, si no es que se pelotean la responsabilidad.  En mi caso el valor económico de lo perdido es alto y no estoy en capacidad económica de reponer los objetos; el valor vital, mucho más alto: por encimita,  mis instrumentos de trabajo, mis archivos de fotos, un libro casi terminado y un artículo para una revista que debo entregar en enero; todo, absurdo pero cierto, sin respaldo.

Bueno, aquí estoy viviendo mi trauma, sabiendo que me tocó entrar en las estadísticas inexistentes de los robos por "mala suerte" y de "poca monta", desatendidos completamente por el Estado, aún cuando es más efectivo ir de lo pequeño a lo grande, que lo contrario.

No obstante lo que me sucedió, no voy a cambiar mi concepción socialista sobre la delincuencia y las maneras de enfrentarla.  La considero un residuo perverso del capitalismo, enraizado profundamente en la sociedad y muy difícil de erradicar, a no ser con la participación del pueblo organizado y empoderado, forma común de enfrentar todos los problemas que surjan en el largo camino de la construcción del socialismo.

¡FELIZ 2014! mis amigos y, ¡lástima! pero por la pérdida de mi compu este blog no va a tener el mismo dinamismo y las fotos serán de las ya publicadas... si no es que lo coloco definitivamente en receso.  Solicité una computadora del programa de Cantv "internet equipado", pero nada de nada porque hice la solicitud un poco después de que me colocaran el teléfono y ABA, pero antes no lo podía hacer porque no los tenía.  Me metieron en un círculo vicioso de los que sólo se construyen en las empresas capitalistas con las que debe lidiar un Estado que puede estar en el empeño de la construcción del socialismo.




jueves, 19 de diciembre de 2013


FELIZ NAVIDAD FELIZ NAVIDAD
FELIZ NAVIDAD FELIZ NAVIDAD
FELIZ NAVIDAD FELIZ NAVIDAD


¿Cuántos Jesús están naciendo en la Palestina de hoy?

¿Podrán los Herodes actuales decapitar al Jesús Redentor?

¿Podrá Jesús detener el genocidio a que está siendo sometido su pueblo?

Antes que reyes, la visita que quiere Jesús Palestino es la de los pueblos solidarios












martes, 17 de diciembre de 2013

RÁFAGAS DE KALASH






ESTE (Y NO EL CHIMBO) ES EL MUNICIPIO LIBERTADOR DONDE VIVIMOS



Quince parroquias conforman el municipio Libertador del estado Mérida, el tercero más extenso del estado (1.134 k2) y el de mayor población (INE 2011: 330.389 h; población electoral CNE 2013: 168.040.  En adelante los datos de población se darán con la población electoral, por considerarla más relevante para los propósitos de estos escritos.  Al final de la serie presentaré un anexo estadístico y mapas). 

El flanco Sur del mapa del municipio (con una semejanza aproximada al mapa de Colombia) está integrado por dos parroquias, El Morro y Los Nevados, que ocupan más del 50% de su superficie (56,96%).  Estas parroquias, cuya capital no es Mérida, como las otras, sino los poblados de El Morro y Los Nevados, también son las menos pobladas: 1.390 y 614 votantes, respectivamente, 1,09% de la población electoral total.

Detenemos el aporte de datos, para poner en entredicho una de las falacias de los análisis tradicionales.  No se habla de “vocación agrícola” del municipio y se suele desestimar completamente la población campesina, “estadísticamente despreciable”.  Pues bien, con el porcentaje de “campesinos”, que no de población rural, del municipio (cerca del 2% de la población) países como Bélgica sostienen su inmensa producción agrícola.  Las dos parroquias consideradas son eminentemente agrícolas, condición que comparten, en menor medida, Gonzalo Picón Febres, Milla, Arias, Jacinto Plaza y Lasso de la Vega.

Históricamente fueron los graneros de Mérida, y en la actualidad, a pesar del desarrollo desigual que afecta a la actividad agrícola, aún sostienen una producción no desestimable, dinamizada con algunas acciones de la Misión Agro Venezuela .  En algunas áreas notamos un manejo inadecuado del suelo, lo que está provocando erosión por gravedad y otras perjuicios ambientales, como contaminación de las aguas.  El pasado agrícola del municipio, predominante hasta los años sesenta, conformó una “cultura campesina” que sigue teniendo gran presencia en la actualidad y que constituye una parte preponderante en el patrimonio cultural del municipio.

De estas realidades se desprenden elementos de política socialista no aplicados (desmantelamiento del “latifundio”, porque existe), y de planificación no considerados, que pueden alcanzar hasta para ayudar a socavar la concepción burguesa de turismo dominante.

Las parroquias preponderantemente urbanas, Sagrario, El Llano, Antonio Spinetti Dini, Mariano Picón Salas, Caracciolo Parra y Juan Rodríguez Suárez ocupan la terraza de Mérida y la Otra Banda del río Albarregas.  Hasta los años cincuenta del siglo XX, la terraza central era la única “urbanizada”, pero conservaba extensas zonas agrícolas; la Otra Banda, eminentemente agrícola hasta los años citados, fue la primera en ser objeto de la expansión urbana a partir de los años sesenta.  Milla y Arias comparten las zonas descritas, pero su extensión desborda terraza y Otra Banda; Lasso de la Vega comparte parte de la Otra Banda, pero su mayor superficie corresponde al valle de la quebrada La Pedregosa.

Los asentamientos de la terraza central y la Otra Banda, son los privilegiados en todo sentido, y es donde se asienta la mayoría de la “clase alta” y de la llamada “clase media merideña”, grupo social muy mal tratado en el análisis social del municipio.  Nadie puede negar que son los de más alta densidad de población, pero en anteriores escritos he ayudado a desmontar la falacia del agotamiento de tierras urbanizables en estas áreas, y lo que el “engorde de terrenos” debe significar para la administración municipal y regional.

Las parroquias fuera de la Otra Banda y de la terraza central son Gonzalo Picón Febres (valle y cuenca del río Mucujún), Jacinto Plaza (valle del río Chama, compartido con parte de Arias) y Osuna Rodríguez (valle de Los Curos), son asiento de sectores de población mayoritariamente popular. 

Si la división por clases del municipio correspondiera a la división parroquial citada, todo sería muy fácil; pero, como en todo nuestro país, no hay urbanización sin barrio vecino, y hasta en las parroquias más “aristocráticas” hay enclaves populares importantes e, incluso, islotes de miseria.  Además, la “ideología merideña” ha sido reiterativa en la promoción de la “clase media” como objetivo social y a los pertenecientes a sectores medios de la sociedad como modelo de identificación de los sectores populares.  Ante esta arremetida ideológica y la aguda y progresiva terciarización de la economía, la ilusión de la “clase media” ha permeado a los sectores populares que se autocalifican como pertenecientes a tal sector de la sociedad.

Pero busquen en esta realidad geo-social merideña la preponderancia numérica de las “clases alta y media” sobre los sectores populares.  Ni con datos del INE, ni con estudios sectoriales, ni con investigaciones recientes.  No pasa de ser una afirmación falaz.  Nada nos indica que Mérida no se ajuste a los índices nacionales de desempleo, pobreza crítica, pobreza, pensionados, remunerados con salario mínimo... y que aún, a esta altura del partido, los "sectores populares" continúan siendo mayoría.  Lo que si debe quedar en claro es el fortalecimiento cuantitativo nunca viso antes de la "clase media" que se ha operado en los casi tres lustros de gobierno chavista, y el aumento de la seguridad de que no sufrirá el descalabro que le suele sobrevenir cuando los gobiernos neoliberales se afianzan y comienzan a aplicar su política económica sin tapujos ni tapizas.

A estas alturas del escrito debió surgir como inquietud de los lectores el entrecomillado de los conceptos aplicados a los grupos sociales, y es que no escapamos a la dificultad de hacer un análisis de clases a la sociedad contemporánea.  Sabemos que las clases nacen de la producción y la pertenencia a una u otra, depende de su posición frente a la propiedad de los medios de producción, pero la revolución tecnológica condujo a la terciarización de la economía e introdujo drásticos cambios en la estructura laboral, en las formas tradicionales del trabajo, así como en las formas corporativas de propiedad.  Los "sectores medios" aumentaron en proporción y, sometidos a más perfectos mecanismos de alienación, son cada vez más proclives a su identificación con los intereses de la oligarquia.  Esta es otra historia, que quizá tocaremos en la próxima entrega, pues esta ya está más larga que real y medio de tripa en Yegüines.


sábado, 14 de diciembre de 2013

RÁFAGAS DE KALASH

MÉRIDA, LA REAL; NO LA ROSADA NI LA FUCSIA

(Esta ráfaga es la tercera de la serie que comenzáramos con “Alexis, deja que los muertos entierren a sus muertos”, que continuó con “Hablábamos de los muertos como los mejores enterradores”.  Cualquier interrupción de la secuencia por necesidades sobrevenidas, la anunciaré aquí, para que se pueda recuperar la continuidad de la lectura, necesaria para entender el caso que planteo.  Aprovecho para recordar aquí que la extensión de estos escritos debe ser corto, para su más fácil lectura y asimilación; pero no por ello, me negaría a ampliar a solicitud algún aspecto en concreto).


Un programa político revolucionario (una campaña electoral) no se puede estructurar sobre un municipio hipotético, sobre una realidad mentida, sobre una historia falseada (la historia sólo se falsea por intereses de clase)… a no ser que tal programa sea sólo un fardo de paja más.  La primera exigencia para elaborar una estrategia electoral es conocer meticulosamente la realidad donde se va a aplicar, y no contentarse con reconocerla desde la levedad de los análisis hechos sobre un amontonamiento de distorsiones históricas.  La utilidad de los mitos primigenios es fundamental en el análisis de una sociedad; no así los que en oportunidades también llamamos mitos, aún cuando se trata de falacias, por no chocar con el contenido de esa palabra en la estructura de pensamiento popular.

En relación con la realidad merideña, las falacias amontonadas son muchas, pero las que surgen con más frecuencia en coyunturas de necesidad de interpretación de su realidad son un puñado: que tuvo un pasado perfecto al cual hay que volver; que los merideños pertenecen en su mayoría a las clases “media” y “alta” de la sociedad; que la universidad y el obispado han ejercido un papel “civilizador”, creando una sociedad “diferente” a las de la realidad venezolana; que los merideños, por andinos, son “reaccionarios”…  Aparte de la incapacidad para identificar los componentes de la “ideología merideña” y, por tanto, contaminar –impregnar– el comportamiento revolucionario con el producto de esa ideología voraz.

Sobre las falacias producto del análisis histórico rosa y positivista, y en especial sobre lo que he llamado “ideología merideña”, tengo una amplia colcha de retazos que, considero, aún no estoy en disposición de sistematizar.  La he conformado en varias decenas de artículos, en su mayoría publicados en aporrea y en este blog (índice completo en mi perfil en aporrea), y en mis trabajos de investigación como historiador de Los Andes venezolanos (en la pestaña del blog “Asesoría etc.” encontrarán una bibliohemerografía).

En esta oportunidad, con el fin de seguir desarmando falacias, pero sobre todo con el propósito específico enunciado, de demostrar y justificar la necesidad de reorientar funciones del municipio asumidas por la gobernación del estado.  Como lo anuncié, en la próxima ráfaga comenzaré con una descripción básica del municipio donde vivimos, con un diseño de las variables sociales.  ¡Esté pendiente!